Haz tu denuncia aquí

Personal del ISSSTE de Mérida protesta por falta de insumos para atender el Covid-19

NACIONAL

·

Personal médico y de enfermería del Hospital Regional del Issste de Susulá, Mérida, protestó por la falta de equipos e insumos para atender a pacientes sospechosos de coronavirus Covid-19. Fue tanto el enojo de las y los trabajadores que, incluso, encararon a los jefes y directivos del nosocomio, a quienes les exigieron su renuncia.

En la manifestación, lamentaron que no se les otorgue batas, mascarilla médicas, respirador N95, gafas, protector facialy guantes, además de que desde hace meses escasean insumos básicos como catéteres.
También señalaron que nunca les informaron oficialmente que ese Hospital sería receptor de personas con el nuevo coronavirus, pues es de segundo nivel y, por lo tanto, tampoco recibieron capacitación ni protocolos de actuación.

Falta de equipo sanitario

“Hace más de 15 días que se declaró la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero las autoridades no nos han dicho qué tipo de materiales vamos a usar ni cómo vamos a actuar”, declaró una doctora.

Una enfermera lamentó que ante la falta de equipo sanitario se encuentran en riesgo de enfermarse, así como de contagiar al resto de pacientes y a sus propias familias, sobre todo porque trascendió que ahí están internadas dos personas con Covid-19.

Pero el problema va más allá, pues el nosocomio opera desde el esquema de Asociación Pública Privada (APP), es decir, una empresa llamada Doiyu es la encargada de administrarla y desde meses atrás ha ignorado sus solicitudes de dotar al personal de los insumos necesarios para trabajar.

“Nosotras de nuestro propio dinero compramos guantes, material de curación, cubrebocas, pañales, alcohol, agujas, jeringas, desde antes de la contigencia, por eso ahora les decimos que no podemos más”, señalaron.

Exigen renuncia del director del hospital

En plena protesta, salió el director del Hospital, Oliver García Trujillo, quien intentó explicar la situación y aseguró que sí hay el equipo y los uniformes para quienes cuidan directamente de pacientes sospechosos. Sin embargo, fue recriminado por los enojados trabajadores que lo acusaron de mentiroso y exigieron su renuncia.

Le reclamaron que nunca da la cara, que no ha informado sobre los protocolos de actuación en esta contingencia, que les trata de forma prepotente y que no cuentan con el equipo médico suficiente para las enfermedades respiratorias graves, entre otras anomalías.

La protesta subió de tono, al grado que los inconformes también increparon a la jefa de Enfermería, Karen Lee, por sus malos tratos y falta de capacidad, así como a la líder sindical, Ivonne Solís, por no respaldarles en la defensa de sus derechos laborales.

Por cierto, el doctor García Trujillo señaló que de las dos pacientes internadas antes mencionadas, una en realidad presenta neumonía atípica y la prueba a Covid-19 resulto negativa; la otra es una adulta mayor que recientemente regresó de Perú, pero hasta el momento no han recibido los resultados de laboratorio.

Por: Herbeth Escalante
alg

Temas