Haz tu denuncia aquí

Lo que debes saber en el Día Internacional del Trasplante de Órganos y Tejidos 

NACIONAL

·

Uno de los temas que causa más polémica y preocupación es el que se refiere a la donación de órganos, debido a que en nuestro país hay miles de personas en el Registro Nacional de Trasplantes, en espera de un órgano o tejido donado

De acuerdo con la Ley General de Salud (LGS) de nuestro país “la donación es el consentimiento de una persona para que, en vida o después de su muerte, cualquier órgano o tejido de su cuerpo sea utilizado para trasplantes”.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) explica que la LGS contempla a todos los mexicanos como donadores de órganos o tejidos, siempre y cuando existan un consentimiento por parte del donador.

Para ser donador de órganos y tejidos, el IMSS invita a los mexicanos a expresarlo ante la familia, esto con la finalidad de que en caso de fallecer los familiares puedan tomar la decisión de forma más sencilla. 

Además, existe la posibilidad de manifestar tu voluntad firmando tu tarjeta de donador voluntario, pero aún siendo donador registrado, la decisión es de los familiares, de ahí la importancia de expresarlo en vida.

En México, de acuerdo con el IMSS, las personas que no pueden ser donadoras de órganos o tejidos son:

  • Las personas que tengan disminución o pérdida de sus facultades físicas y mentales o tengan que valerse de otro para su desarrollo 
  • Los menores de edad, están impedidos para donar en vida, salvo los casos en que se requiera de un trasplante de médula ósea, para lo cual se solicitará el consentimiento de los representantes legales 
  • Personas sujetas a interdicción (persona que por ley está privada del goce o del ejercicio de sus derechos)

Dos tipos de donación

Existen dos tipos de donación, en vida, para personas de 18 a 65 años, y después de la muerte. 

Las personas que quieran ser donadoras en vida, deberán pasar una serie de estudios médicos y psicológicos.

Los órganos que se pueden donar en vida son un riñón, un segmento del hígado, sangre de cordón umbilical y médula ósea, esto con la finalidad de no poner en riesgo su salud. 

Además, deberá cumplir con los siguientes requisitos que indica la Ley:

  • Tener compatibilidad con el receptor del trasplante
  • Recibir información completa sobre los riesgos de la operación y las consecuencias de la extracción del órgano o tejido
  • Haber otorgado su consentimiento por escrito
  • Los trasplantes se realizarán de preferencia, entre familiares; en caso contrario deberá otorgar su consentimiento ante Notario Público en un documento en el que manifieste que donará de manera gratuita, altruista, libre y consiente

Después de la muerte, podrán ser donantes personas entre 2 y 80 años que hayan perdido la vida por muerte encefálica o por paro cardiorespiratorio.

De los pacientes fallecidos se pueden obtener órganos como el corazón, pulmones, hígado, páncreas, intestino, riñones; o tejidos como córneas, tejido músculo esquelético, válvulas cardíacas, hueso y piel.

En todos los casos se realizarán estudios para determinar que los órganos y tejidos son viables para beneficiar a quienes recibirán el trasplante, “ya que no todas las personas que fallecen pueden ser donantes y hay que asegurarse de que no transmitan infecciones o cáncer”, explica el IMSS.

En México, más de 23 mil pacientes están en lista de espera para ser trasplantados, de acuerdo con datos del IMSS, el año pasado, se obtuvieron mil 112 donaciones (893 de tejidos y 219 multiorgánicas) y durante este año se han generaron 177.

[nota_relacionada id= 884917] 

Por Redacción Digital El Heraldo de México

kyog