GOBIERNO DE LA CDMX

Claudia Sheinbaum: combatiremos legalmente para que continúe demolición de Torre Anzaldo

La jefa de Gobierno de la CDMX señaló que en la capital no se negocia la ley ni el derecho

NACIONAL

·
Claudia Sheinbaum dijo que desconocen los argumentos del juez federal que ordeno el cese de las obras de demolición de la obra. Foto: EspecialCréditos: Foto: Especial

El Noveno Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito otorgó una suspensión para frenar los trabajos de demolición del Edificio de Oficinas Periférico 3042, ubicado a un costado de la Presa Anzaldo, siendo el Magistrado Ponente Edwin Noé García Baeza.

Ante ello, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, afirmó que no lo van a permitir, pues no hay argumento de fondo.

“Parece que se otorgó una suspensión a la empresa que está construyendo en la Presa Anzaldo y vamos a combatir legalmente esta resolución, no sabemos bajo qué circunstancias un juez lo otorga, un juez federal. 

“Es totalmente irregular, absolutamente irregular porque está totalmente sustentado y no hay argumento suficiente como para haber parado esta demolición y jurídicamente nos vamos a ir y vamos a hacer la denuncia del juez si es necesario, porque está mal hecho ese, esa suspensión”, explicó en conferencia de prensa, tras el banderazo de salida de nuevas unidades de RTP.

La mandataria reveló que los desarrolladores del proyecto estuvieron buscándolos por todos lados, a través de Medio Ambiente, con su secretario particular, para poder arreglar el tema.

“Pero aquí la ley no se negocia, no se negocia el derecho y no se negocia el derecho de las personas. Vamos a combatir esa resolución de ese juez y si es necesario hasta el Consejo de la Judicatura Federal vamos a poner la queja”, recalcó.

Buscan acabar con la corrupción

Insistió que buscan acabar con la corrupción hasta las últimas consecuencias y particularmente la corrupción inmobiliaria que se desarrolló durante la administración anterior, donde hubo colusión con autoridades.

El pasado 6 de noviembre, el Gobierno local, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), y la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA), inició con la demolición.

Como parte del Dictamen de Daño Ambiental número SEDEMA/DGEIRA/DEIAR/002946/2019, la DGEIRA determinó que Banca Mifel S.A. deberá hacer la restauración del sitio, así como la demolición total de las obras e instalaciones asociadas al proyecto, consistente en la construcción de una superficie de construcción total de 53 mil 22.974 m2, que representa el 75 por ciento de avance con respecto al proyecto completo, con una inversión de 402 millones 51 mil 855 pesos.

El dictamen de daño ambiental obliga a los desarrolladores del proyecto a demoler el inmueble en su totalidad y a pagar poco más de 61 millones de pesos al Fondo Ambiental Público de la Ciudad de México.

El costo estimado de las obras de demolición es de 30 millones de pesos, mismo que correrá a cargo de la desarrolladora.

Por Carlos Navarro