PLÁSTICO

Jubilar los plásticos triplica gasto

Restauranteros asumen el costo extra de utensilios compostables para no perder clientes

NACIONAL

·
PIDEN PLAZO. Algunos comercios llamaron a las autoridades a aplazar la entrada en vigor, ante la crisis por la pandemia.

Vendedores de comida y restauranteros de la CDMX se dijeron listos ante la prohibición de productos de plástico de un solo uso para llevar comida, que entra en vigor el 1 de enero de 2021.

Algunos iniciaron la transición a charolas, platos, vasos y cubiertos compostables desde marzo, lo cual elevó el gasto hasta tres veces más en este tipo de productos. 

El costo lo han tenido que absorber por el temor a perder clientes los cuales, ante la situación económica, buscan lugares más baratos.

Hilda Hinojosa, de Tacos Susy, indicó a El Heraldo de México que antes de que iniciara la pandemia cambiaron utensilios de plástico por los hechos con fécula de maíz o de caña.

“Se ha incrementado desde marzo a esta fecha más de un 300 por ciento lo que se gastaba en desechables. En una semana desembolsábamos 400 pesos, y ahora mil 700 pesos, en lo que es charola, contenedores y bolsas de plástico para llevar”, aseguró.

En tanto, Yolanda Chong, del café chino La Estación, en la colonia Tabacalera, se quejó de la entrada en vigor de la prohibición, pues consideró que no hay alternativas reales para enviar la comida.

Aunque mostró sus nuevos contenedores compostables, expuso que la medida les afecta más en esta época de emergencia sanitaria debido a que son más gastos, por lo que pidió que se prorroguen las sanciones para cumplir con la disposición. 

“Esto es lo que estamos sufriendo. Un golpe más a una industria por la que estamos luchando y que hemos sobrevivido hasta el momento, pero deberían de detener las multas ante esta situación y adaptarnos a la realidad”.  

Lupita Salas, encargada de una fonda en Iztacalco, indicó que revisan las opciones para que la gente lleve sus alimentos, y una de ellas es entregarlos en envases tipo Tupper, aunque también prevén pedir que lleven sus recipientes.

 “Dejaríamos de comprar los envases de unicel, y otros productos para que se lleven la comida, y bueno, la gente tendría que traer sus ollas o cazuelas, aunque les cueste más trabajo”, comentó.

La directora general de Regulación e Impacto Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente, Andrée Lilian Guigue, dijo a este diario que no se puede detener el proceso de implementación de los cambios a la Ley de Residuos Sólidos local, porque el objetivo es mejorar el entorno ambiental.  

Por ALMAQUIO GARCÍA