AUSTERIDAD

Por austeridad la 4T adelgaza la administración pública

El adelgazamiento de la nómina federal arrancó el 30 de junio de 2019

NACIONAL

·
La 4T tardó cuatro meses en definir y reorganizar hacia otras áreas. Foto: Cuartoscuro

La pandemia de COVID-19 provocó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador adelgazara aún más la administración pública federal, y que este año desaparecieran subsecretarías y direcciones generales adjuntas.

El 23 de abril de este año, López Obrador firmó el decreto de austeridad para cancelar 10 subsecretarías en busca de ahorrar recursos y destinarlos a la atención de la emergencia sanitaria.

Sin embargo, la Cuarta Transformación (4T) tardó cuatro meses en definir y  reorganizar hacia otras áreas de las mismas dependencias las áreas suprimidas. Se estableció que “se garantiza el empleo con el mismo rango y los mismos ingresos a quienes dejarán dichos cargos”.

Eliminar instituciones

Se eliminaron las subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico (SCT); de Planeación y Política Turística (Sectur); de América del Norte (SRE); de Empleo y Productividad Laboral (STPS); de Gestión para la Protección Ambiental (Semarnat); Subsecretaría de Ingresos de Hacienda (SHCP); de Gobierno (Segob); y de Minería (SE).

Las direcciones generales adjuntas fueron las que tardaron más en suprimirse, ya que desde mayo de 2019 el presidente López Obrador ordenó desaparecerlas, ya que se duplicaban funciones.

La supresión de las plazas inició hasta mayo de 2020 cuando se publicó el nuevo Manual de Percepciones de Servidores Públicos de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal.

En cintura

Desde el 1 de enero de 2021, las dependencias federales tendrán que degradar a sus directores generales adjuntos, del grupo jerárquico “L” a cargos inferiores del grupo “M”, por lo que de acuerdo con el tabulador lo ingresos pasarán de 94 mil pesos a entre 55 mil pesos y 88 mil pesos.

El adelgazamiento de la nómina federal arrancó el 30 de junio de 2019, fecha en que venció el plazo para cumplir el recorte de 5 mil servidores públicos de carrera de la Administración Pública Federal, bajo el concepto de “retiro voluntario”, y para ello, se tiene un presupuesto de hasta mil millones de pesos.

Por la pandemia de COVID-19, la 4T cuidó no recortar las plazas ni generar despidos masivos de trabajadores.

Paris Alejandro Salazar