Voto libre, a elección sindical

Lanzan sistema para que trabajadores elijan a sus líderes de manera directa

Voto libre, a elección sindical
CLAVE. En el evento destacaron la responsabilidad del Poder Judicial para impartir justicia laboral. Foto: Yadín Xolalpa

Este miércoles entró en vigor la primera etapa del nuevo modelo laboral que apuesta por por la conciliación, por acabar con las votaciones a mano alzada para elegir a los líderes sindicales y por hacer efectiva la negociación colectiva.

Con este modelo, que inicia funciones en ocho estados, se busca que los trabajadores recuperen la libertad de decidir quiénes los representan y participar en la negociación de sus contratos colectivos.

Ahora, a través del voto personal, libre, directo y secreto los trabajadores elegirán a sus dirigentes y aprobarán sus condiciones de trabajo; además, acaban los contratos de protección, firmados sin su consentimiento y se protege la libertad de cada trabajador para decidir si pertenece o no a un sindicato, incluso, el de constituir uno nuevo.

Este modelo laboral también busca eliminar las extorsiones de los falsos líderes y los llamados sindicatos blancos, donde ningún trabajador conoce a sus representantes.

También entra en función el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, los centros estatales de Conciliación y los Tribunales Laborales.

En ese sentido, los centros de conciliación comenzarán a recibir asuntos en materia individual y colectiva, por lo que se apuesta a la conciliación, para que trabajadores y empleadores intenten solucionar sus diferencias sin ir a juicio.

Si no hay conciliación en 45 días, el asunto se resolverá en un Tribunal laboral del Poder Judicial a través de un juicio oral y en presencia de un juez especializado.

El nuevo modelo arranca en esta primera etapa en San Luis Potosí, Campeche, Durango, Estado de México, Zacatecas, Chiapas, Tabasco e Hidalgo.

Desde el patio central de Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la puesta en marcha del modelo, porque se acaban con las imposiciones sindicales en contra de los trabajadores.

“Esta reforma contempla el que se haga realidad la democracia laboral, que los trabajadores elijan libremente a sus representantes, que haya voto directo, secreto, que no haya imposiciones, que podamos avanzar en el establecimiento de la democracia en el terreno de lo laboral", dijo.

 

Por Francisco Nieto


Compartir