Vendedores de plástico en CDMX prevén golpe a sus ingresos

Estiman reducción de entradas económicas de entre 50 y 80 por ciento 

Vendedores de plástico en CDMX prevén golpe a sus ingresos
DESCONOCEN. Locatarios señalaron que no han sido informados de las medidas. Foto: Yadín Xolalpa

Ante la prohibición de la venta de plásticos de un solo uso, como desechables y globos, establecimientos dedicados a la venta de esos productos en la Ciudad de México prevén un impacto en sus ingresos de entre 50 y 80 por ciento.

Los negocios instalados en la zona de la Merced y el Mercado Sonora, se preparan para la entrada en vigor de la segunda fase de la reforma a la Ley de Residuos Sólidos que impide la venta y comercialización de, entre otros tenedores, cuchillos, cucharas, platos, vasos de plástico y globos, a partir del 1 de enero de 2021, ya que implica realizar ajustes en la plantilla laboral.

Abel Mondragón Ortega, de “Juguetes y Globos Gloria”, señaló que las ventas han disminuido a consecuencia de la emergencia sanitaria, y ahora con la ley los ingresos podrían bajar 80 por ciento, ya que ese porcentaje de ventas corresponde a la de globos para fiestas.

“Sería perjudicial porque se maneja toda la variedad. La mayoría es el globo. Es lo que más vendemos, sale el 80 por ciento de las ventas; platos y vasos casi no”, expuso.

Comentó que están en riesgo 11 empleos que se sumarían a los 11 que ya se perdieron debido a la pandemia del COVID-19.

En “Navifiestas García”, Kevin Rodríguez Camarena, manifestó su preocupación por la prohibición para la venta y distribución de los globos, ya que dijo, es uno de sus productos estrella.

Estimó que la afectación en ventas va a rondar 50 por ciento, ya que la mitad de productos de la tienda son de plástico, entre platos, vasos, cucharas, tenedores y cuchillos. Lo que, señaló, pone en riesgo 30 empleos.

Kevin, quien ya lleva 10 años en el negocio, expuso que buscan estrategias para adaptarse ante las nuevas circunstancias, lo que implicaría una reducción de puestos de trabajo.

“Ya no sería la misma adquisición, la misma venta, entonces tendríamos que adaptarnos, tendría que haber menos personal e incluso cambiar de giro”, expuso. 

Por Almaquio García


Compartir