TABASCO

Caos en Villahermosa por las lluvias provocadas por frente frío No. 9

El frente frío número 9 ha dejado acumulados mayores a 350 milímetros, una cifra que supera por mucho las precipitaciones asociadas con los frentes fríos número 4 y 5

NACIONAL

·
Hay problemas de inundación en prácticamente todo el municipio de Centro, pero en especial en colonias de Villahermosa Foto: Especial

Después de que un torrencial aguacero se dejara sentir principalmente sobre el centro del estado, colonos de Villahermosa se vieron afectados por el frente frio número nueve que derramo sin parar un promedio de 475 milímetros de lluvias, en menos de doce horas, de acuerdo al Instituto Estatal de Protección Civil, dejando atrapados vehículos y perdidas de enseres domésticos.

A un mes de que el estado registrara daños en mas de 600 mil personas por los frentes fríos 4 y 5 y el desfogue de la presa Peñitas, un nuevo meteoro causó estragos en cinco hospitales de la ciudad, colapsó el sistema de drenaje y volvió a poner en evidencia la ineficiencia de los cárcamos que administra el Ayuntamiento de Centro.

Ante el grave panorama, el gobernador Adán Augusto López Hernández ordenó la instalación del Centro Estatal de Operaciones de Protección Civil, para atender de manera inmediata las afectaciones provocadas por el torrencial en territorio tabasqueño, coordinar las labores de auxilio a la población, y evaluar daños.     

El mandatario informó que como consecuencia de las intensas lluvias que iniciaron desde las tres de la tarde de ayer jueves y que hasta la mañana de este viernes no han parado, hay problemas de inundación en prácticamente todo el municipio de Centro, pero en especial en colonias de Villahermosa, así como en localidades de Jalpa de Méndez y Cunduacán. 

Dio a conocer que el frente frío número 9 ha dejado acumulados mayores a 350 milímetros, una cifra que supera por mucho las precipitaciones asociadas con los frentes fríos número 4 y 5, que con aglomerados de poco menos de 200 milímetros generaron serias afectaciones en perjuicio de la población. 

López Hernández destacó exhortó a la población a evitar salir de casa, porque existe un pronóstico de más lluvias durante el resto de la jornada.   

El coordinador del IPCET, Jorge Mier y Terán Suárez, señaló que por instrucciones del jefe del jefe del Ejecutivo inició la evaluación de afectaciones, y con apoyo del Ejército Mexicano se activó el Plan DNIII-E para evacuar a las personas que se encuentran en los puntos más afectados por las anegaciones.  

Reportó que, en coordinación con autoridades municipales, también se habilitaron albergues temporales en Centro y Cunduacán, para brindar refugio a la gente afectada, al tiempo que dejó abierta la posibilidad de emitir una nueva declaratoria de emergencia para acceder a la ayuda federal y estatal para la atención de la nueva contingencia.  

Foto: Especial 
​​​​​​

Habrá fin de semana complicado

Jorge Mier precisó que la emergencia que enfrenta el municipio de Centro son consecuencia “única y exclusivamente de inundación pluvial”, esto es, por la acumulación de lluvias, lo que se complicó por problemas de drenaje, la saturación de basura, y los remanentes que ya se traían por la contingencia pasada. 

Recomendó a las familias permanecer en alerta, porque de acuerdo con los pronósticos para los próximos días, la interacción del frente frío número 9 con la onda tropical número 43, podría dejar lluvias torrenciales de hasta 250 milímetros en Tabasco.

“Esto no es una buena noticia, porque posiblemente este sábado bajará el potencial de precipitaciones, pero el domingo tenemos un reforzamiento con el frente frío no. 11; vamos a tener un fin de semana complicado, porque ya tendremos la acumulación de agua de ayer y hoy y luego el domingo se puede reforzar esa situación”, advirtió. 
Indicó que el registro de precipitaciones, principalmente en Centro, rebasó –incluso– el pronóstico que había por la presencia del frente frío 9, e indicó que entre las colonias más afectadas se encuentran todo Gaviotas, tanto el sector Sur como el Norte; Sector Armenia, Los Monales, Casa Blanca, Tamulté de las Barrancas, Parrilla, Indeco y Ciudad Industrial.

El funcionario estatal mencionó que, pese a que la mayoría de los cárcamos sí operaron y siguen funcionando de manera normal, “el problema es que ante la cantidad de agua que ha caído, estos equipos no se han dado abasto”.