Haz tu denuncia aquí

Su vida sigue en pausa

A dos años del sismo del 7 de septiembre, Carmen aún es damnificada, después de queperdió su casa y a su padre,en Paredón, Chiapas

NACIONAL

·

Ados años del terremoto del 7 septiembre, Carmen, una de las afectadas en la costa de Chiapas, aún continúa en la lucha por reforzar la casa que le construyó una fundación a cambio de los 120 mil pesos que recibiría del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Carmen Armel Ramos Fuentes, de 45 años de edad, vivía con su papá en la localidad de Paredón, cerca de la zona cero. El día del sismo, intentó levantarlo de una hamaca en la que dormía, pero ya no despertó y además un muro se les vino encima. Su padre perdió la vida de un paro cardiaco y ella, desde entonces, sufre secuelas musculares y emocionales del trágico día, relata a El Heraldo de México.

Ha sido un camino difícil, dice. La situación económica también ha cambiado, pues meses más tarde perdió su trabajo en el INEA, al que dedicó 15 años de su vida. “No he podido recuperar mi vida. No tengo muebles y lo poco que tengo está lleno de polvo que cae de las paredes y el techo.

“Nunca nos dieron a elegir entre la tarjeta con los 120 mil y la casa. Nosotros estábamos en el sistema para ser beneficiados con la tarjeta, pero como la fundación nos dio la casa, no quisieron otorgarnos el apoyo económico porque pasó a manos de la fundación”, explica Carmen Armel.

El gobierno de Manuel Velasco Coello ofreció una mensualidad a los familiares de los 10 muertos por el sismo. Uno de ellos fue el papá de Carmen, pero el apoyo económico llegó sólo en una ocasión.

[caption id="attachment_650221" align="aligncenter" width="1200"] A Carmen le construyeron una casa sin ningún servicio básico. Foto: Especial[/caption]

El dinero lo invirtió en reforzar la “débil” vivienda que edificó la fundación, junto con 119 más en la “zona cero”, como nombraron a las tres calles donde las casas tuvieron que ser demolidas debido a que fueron pérdida total.

Colocó armex resistente, construyó un pozo y una fosa séptica, compró una bomba de agua, un inodoro e impermeabilizó, pues, con las lluvias, el agua se filtraba por todas las paredes.

“Para clavar un clavo hay que buscar un buen lugar, porque colocaron blocks huecos. Aunque no sabemos quién está peor, porque las personas que recibieron la tarjeta edificaron ellos mismos, con la mitad del dinero que les entregaron, pero la otra mitad nunca llegó y están endeudados”, lamenta.

[caption id="attachment_650222" align="aligncenter" width="1200"] A Carmen le construyeron una casa sin ningún servicio básico. Foto: Especial[/caption]

Las cosas se complicaron en Paredón (municipio de Tonalá), cuando el gobierno quitó programas sociales. Los damnificados dicen que están más pobres que antes del sismo, porque la pesca ya no es negocio.

“Con decirle que la escuela, apenas comenzaron a reconstruirla. Así estamos”, expuso la afectada.

La mitad de las casas en esta localidad, 689 de mil 369, fueron afectadas por el terremoto de magnitud 8.2; de ellas, 273 tuvieron daño total y 416 algún daño parcial.

El 14 de septiembre de 2017 fue publicada la Declaratoria de Desastre Natural en el Diario Oficial de la Federación y el importe total de los daños fue por 7 mil 029 millones de pesos en infraestructura estatal y federal.

De acuerdo con datos oficiales, se consideraron 15 mil 197 acciones de vivienda para Chiapas, por un monto de mil 610 millones de pesos; mil 260 millones aportó la Federación y 350 millones el estado.

Por Jeny Pascacio

mfrp

Temas