Literatura abre caminos de reflexión

escritora maya, primera en obtener premio de lenguas indígenas en américa, lucha por igualdad para las mujeres

Literatura abre caminos de reflexión

Las mujeres mayahablantes son discriminadas, limitadas por la sociedad, calificadas, incluso, como pecado y, por lo tanto, condenadas a ser pobres, pero a través de la literatura nos podemos abrir camino para reflexionar y sensibilizar para cambiar esta realidad, asegura Sol Ceh Moo.

La escritora maya se convirtió en la primera mujer en obtener el Premio de Lenguas Indígenas de América (PLIA), lo que significa para ella una mayor responsabilidad en su labor cultural y en la defensa de los derechos humanos

“Es un recordatorio al pacto que hice con las mujeres, con el pueblo maya de la Península de Yucatán y con las lenguas originarias del mundo, trabajar más y abrir puertas para que más mujeres puedan seguir este camino”, señala.

Obtuvo este importante reconocimiento con la antología de cuentos Pasos Perdidos, en el que plantea la relación cosmogónica, filosófica y el estilo de vida de los pueblos originarios, a través de personas sociales que enfrentan diversos conflictos actuales.

En entrevista para El Heraldo de México, dice que a pesar de abordar temas filosóficos, sus textos son frescos y con estilo contemporáneo.

“Toco temáticas como la migración, el dolor que lleva consigo ser migrante y sentir la vida que nos pesa tanto, por ser quiénes somos y nacer en donde no debimos”.

Ceh Moo no se considera una maya original, más bien asegura que es una dualidad, una persona que ha vivido dos tiempos, dos idiomas y que creció con dos padres que tenían diferentes formas de ver la vida. Todo eso lo refleja en su obra.

Con la literatura, afirma, va derribando obstáculos que la sociedad les impone.

“Ser mujer es un pecado y nacer en una comunidad indígena significa que te cataloguen y condenen a ser pobre, te predestinan a ser madre, a cuidar a tus hijos y atender al marido, ahí estás las dificultades. Con la literatura salimos de esa esfera, podemos asimilarnos con mayor facilidad, a sobresalir, vamos evolucionando”, declaró.

La escritora actualmente reside en Mérida, es funcionaria en la Secretaría de la Cultura y las Artes estatal, donde trabaja en la Biblioteca Yucatanense, pero también ofrece conferencias sobre derechos humanos, materia en la que se ha especializado.

Por Herbeth Escalante

lctl


Compartir