Haz tu denuncia aquí

Da PAOT revés a desarrollo en Presa Anzaldo

NACIONAL

·

El megaproyecto inmobiliario en Periférico 3042, en San Jerónimo Aculco, mejor conocido como Presa Anzaldo, recibió un revés legal que le impide continuar obras.

El pasado 19 de agosto, el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa concedió un amparo a la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT).

La dependencia libra una batalla legal con los desarrolladores de la Presa como tercero interesado.

Así, la protección legal deja sin efecto la sentencia a favor del particular acerca de que el predio no estaba dentro del Área de Valor Ambiental.

Este año, la Alcaldía de Álvaro Obregón pidió la demolición de un edificio de oficinas de 15 pisos (Corporativo Pedregal 3042), Periférico 3042.

La titular de PAOT, Mariana Boy, aseguró que agotarán todas las instancias que permita la legislación para proteger los derechos ambientales y territoriales de los ciudadanos.

La sentencia del Noveno Tribunal Colegiado fue recurrida por PAOT mediante amparo indirecto, argumentado que debieron haber sido llamados al juicio de nulidad en su carácter de tercero interesado.

Lo anterior porque su participación resultaría trascendente para resolver el fondo de la controversia jurídica.

Entre 2014 y 2016, la PAOT recibió tres denuncias ciudadanas por diversos incumplimientos en materia de desarrollo urbano (uso de suelo y zonificación); construcción (obra nueva) y ambiental (afectación a un Área de Valor Ambiental y derribo de arbolado), así como por invasión a zona federal.

Como resultado de la investigación realizada, el 31 de enero de 2017, la PAOT emitió una resolución, que entre otras cosas determinaba que el predio tiene una zonificación de Área Verde sólo para usos como canchas deportivas, áreas recreativas y de esparcimiento al aire libre.

Aun así, el proyecto constructivo cuenta con Registro de Manifestación de Construcción tipo C, uso para oficinas y servicios.

Además de que 54 por ciento del predio se encuentra dentro de la poligonal de Área de Valor Ambiental denominada “Magdalena-Eslava”. 

Lo anterior sin contar que el desarrollador no presentó Certificado Único de Zonificación de Uso de Suelo, dictamen favorable de Estudio de Impacto Urbano, ni Autorización en Materia de Impacto Ambiental. 

Con todo, el director responsable de obra otorgó su responsiva, pese a que el proyecto incumplió con los requisitos establecidos por el Reglamento de Construcciones.

Y de acuerdo con la Secretaría de Protección Civil de Ciudad de México, los trabajos constructivos que se realizan se consideran de riesgo alto. 

La misma PAOT reconoció en un comunicado que el amparo puede ser impugnado.

Por: Manuel Durán

ags

RECOMENDAMOS:

Avanza digitalizacion en la Ciudad de México: Sheinbaum

Temas