Haz tu denuncia aquí

Convierten muro de EU en subibaja

ACTIVISTAS UNEN A LAS FAMILIAS, EN UN GESTO SIMBÓLICO QUE BUSCA DISTENSAR LA CRISIS MIGRATORIA

NACIONAL

·
En una expresión que pretende suavizar la tensión en la frontera de Estados Unidos y México, el muro entre ambos países se convirtió en un subibaja. A iniciativa del profesor de arquitectura de la Universidad de California Ronald Rael, fueron instalados tres subibajas rosas en los que desde el domingo se puede observar a familias enteras de migrantes jugando a un lado y otro de la frontera entre Anapra, en Ciudad Juárez, y Sunland Park, en Nuevo México. Su punto de equilibrio está justo en la línea fronteriza, por lo que un extremo de la barra queda del lado mexicano y el otro en Estados Unidos. Ronald Rael explicó que los subibajas tienen como finalidad cerrar simbólicamente la brecha y alentar a niños y adultos. [caption id="attachment_600596" align="alignnone" width="600"] MÉXICO. Soldados atestiguan cómo se divierten varios migrantes que esperan obtener asilo en EU. Foto: AP.[/caption] Los aparatos fueron colocados por el profesor de arquitectura, con el apoyo del Colectivo Chopeke en Ciudad Juárez para conectar a ambos lados “como un reconocimiento de las acciones que ocurren en un lado y tienen un impacto directo en el otro”, escribió Ronald en su página de Instagram. Este gesto se da en momentos en que los gobiernos de ambos países han endurecido las medidas para frenar el paso de migrantes a través de la frontera, debido a lo cual las detenciones y deportaciones han aumentado notablemente. Este martes se dio a conocer también que más de 900 niños migrantes han sido separados de sus familias en la frontera, desde que un juez ordenó el año pasado que dicha práctica debía ser restringida. En junio de 2018, el juez federal de distrito Dana Sabraw ordenó que la práctica de separar familias fuera suspendida, con excepción de circunstancias específicas, como los antecedentes penales de los padres o inquietudes por la seguridad de un menor. La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) señaló en un documento presentado a una corte de San Diego que 911 niños habían sido separados de sus familias, entre ellos 678, cuyos padres enfrentaban acusaciones de conducta criminal. Otras razones de la separación incluyen una supuesta afiliación con pandillas, inquietudes sobre aptitud o por la seguridad de los menores, una “relación familiar no verificada”, o enfermedad de los padres. En suma, uno de cada cinco niños separados tiene menos de cinco años, y algunos de ellos incluso son bebés. Por Redacción El Heraldo de México Con información de agencias

Temas