Haz tu denuncia aquí

Rutas de libros, con focos rojos

Son seis zonas en ocho estados donde más se dificulta el reparto de los textos gratuitos

NACIONAL

·
Los estados de Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Veracruz y el llamado Triángulo dorado, en la zona montañosa entre los límites de Durango, Sinaloa y Chihuahua, son los seis “puntos rojos” del país en la entrega de 176 millones de libros de texto gratuito, indispensables para el próximo ciclo escolar. Estas entidades se caracterizan por una orografía complicada, tener pocas vías de comunicación o vialidades riesgosas y cuentan con muchas poblaciones muy dispersas en el territorio, explicó el director general de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (Conaliteg), Antonio Meza Estrada. “Por eso son nuestros focos rojos porque es muy difícil garantizar que todos los libros le lleguen a tiempo a estas comunidades, son escuelas también donde hay un maestro para tres o cuatro grados”, describió a El Heraldo de México en entrevista. Aunque son entidades donde también operan organizaciones de narcotráfico o donde es mayor la presencia de la disidencia magisterial, Meza Estrada negó que sean factores que compliquen la distribución. De 4 mil 500 envíos hasta ahora, sólo ocurrieron tres incidentes. Considerado “un récord” por el Conaliteg. En Monclova, Coahuila se volcó un vehículo que transportaba libros. En Tlaxcala, un grupo de maestros a manera de protesta impedía la descarga en un almacén, pero al final se logró la entrega. Por último, un bloqueo de normalistas dejó varados por varios días en una carretera de Guerrero a decenas de vehículos, incluidos cuatro tráileres con libros. Para la distribución se hizo un convenio con la secretaría de la Defensa Nacional, que brinda soldados y vehículos de doble tracción en esta tarea. La Marina también apoya en la entrega. Un ejemplo es llevar los libros a la Isla Guadalupe, en Baja California, que toma cuatro días en llegar en barco. El gobierno federal inició el 20 de mayo pasado la repartición de libros para alumnos de preescolar, primaria y secundaria. Hay un avance de 60 por ciento, con 105 millones entregados y están pendientes 71 millones de ejemplares, según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Antonio Meza estimó alcanzar 90 por ciento de avance a fines de agosto y aunque las clases inician el día 26, sostuvo que no se afectará a los estudiantes pues se priorizó la entrega de los libros más importantes. “Hay otros libros complementarios que se entregan en septiembre, como los de tiempo completo y de comunidades indígenas”, explicó. El titular de la Conaliteg informó que la Secretaría de Educación Pública destinó alrededor de 3 mil millones de pesos para producir los libros de texto gratuito que se utilizarán durante este ciclo escolar. POR GERARDO SUÁREZ lctl