Haz tu denuncia aquí

No dejé a Tabasco en quiebra; afirma Andrés Granier a su regreso al estado

NACIONAL

·

El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, aseguró este jueves que estuvo casi seis años preso por una venganza política de su sucesor, el perredista Arturo Núñez Jiménez.

El último mandatario surgido del PRI que tuvo Tabasco regresó la noche del miércoles al estado, luego de que el pasado 8 de mayo fuera exonerado del delito de desvío de recursos, tras ser detenido el 13 de junio de 2013, seis meses después de dejar el cargo.

Explicó que Arturo Núñez Jiménez lo encarceló porque le reclamó no haberlo apoyado en el 2000 que no logró la candidatura priísta al gobierno del estado.

Andrés Granier aseguró que no dejó en quiebra a la entidad, y que todo se trató de una simulación de su sucesor para afectarlo.

 

Te puede interesar: Ayuntamiento de Guadalajara aprueba Honoris Causa para Naasón Joaquín García, líder de La Luz del Mundo

 

Afirmó que en las arcas dejó 700 millones de pesos para que la  administración entrante pudiera cumplir con los adeudos que tenía en el sector salud.

Expuso que los problemas que enfrentó a finales de su gestión, no se comparan con la desastrosa entrega que hizo Arturo Núñez.

Durante una entrevista radiofónica, las opiniones de los radioescuchas se dividieron entre los que lo apoyaron y quienes lo acusaban de haber saqueado al estado.

Andrés Granier denunció las distintas acciones del gobierno de Núñez para hacerle daño a él y su familia, como el “extraño” secuestro de su hermana Isabel, retenida durante 13 días, cuando él estaba preso.

El ex gobernador aseguró que regresó a Tabasco a dar la cara a sus paisanos. “Soy tabasqueño y esta tierra es mi casa”, indicó.

 

Te puede interesar:

Estas son las primeras imágenes del líder de La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, tras las rejas

 

Por: Rodulfo Reyes

Temas