Haz tu denuncia aquí

Limitan turismo político

del 10 de mayo al 3 de junio se pidieron 276 viajes al extranjero; autorizan 55

NACIONAL

·
De las 276 solicitudes para viajes al extranjero hechas al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, entre el 10 de mayo y el 3 de junio, sólo 55 fueron autorizadas, es decir, 20 por ciento. El 22 de mayo, el titular del Ejecutivo informó que de 100 solicitudes hechas por funcionarios federales para viajar al extranjero, sólo autorizó 20, en un periodo de entre 10 y 15 días, es decir, 20 por ciento. En esa lógica, el índice de aprobación de viajes del gobierno federal es de dicho porcentaje. Ayer la Presidencia de la República dio a conocer un documento en el que se destaca que recibió 11 solicitudes para viajes foráneos al día de funcionarios públicos. Entre los destinos más frecuentes se encuentran 123 viajes a distintas ciudades de EU, 16 a España y 13 a Francia. Pero en la lista también hay destinos menos comerciales como Vaduz, en Liechtenstein, Helsinki, en Finlandia o Abu Dabi, en los Emiratos Árabes. En una cotización solicitada por El Heraldo de México, el costo estimado del viaje a Abu Dabi, del 30 de junio al 1 de julio, es de 128 mil 558 pesos el viaje. Los precios varían dependiendo del día y si hay promociones de las agencias de viajes. También hay destinos de claro perfil turístico como Hawái, Miami o Viña del Mar. El 3 de mayo, el Presidente envió un memorándum a todas las oficinas del gobierno federal, en el que establece que las solicitudes para viajar al extranjero deberán autorizarse por el Ejecutivo Federal. Ayer, expuso que al instruir la política de aprobar desde su oficina los viajes fuera del país, tuvo el propósito de detener el peregrinar de funcionarios públicos por el mundo. “Unos con justificación y otros por la inercia que había de hacer turismo político a costillas del erario”, señaló. El funcionario, dijo el mandatario, debe aprender a vivir en la justa medianía. “Cuesta trabajo aceptarlo, entenderlo, pero la austeridad no es un asunto administrativo, sino de principios”, destacó. Añadió que su gobierno terminará con los privilegios en el servicio público, pues no es justo –recalcó– que el presupuesto se quede en el mismo gobierno. Por Elena Soto