Haz tu denuncia aquí

Colima, en alerta por adolescentes embarazadas

repuntan casos de niñas que se embarazan a los 14 años; predominan en la entidad generaciones de mamás jóvenes

NACIONAL

·
Con tan sólo 15 años de edad, Ximena dejó las tareas escolares y los pasatiempos con sus amigas para dedicarse al cuidado de su bebé, que ahora tiene ocho meses. “No me cuesta trabajo, es mi bebé y lo quiero mucho”, expresó tímidamente cuando se le preguntó qué tan difícil es ser madre a su edad, a pesar de que debe de trabajar en una tienda de abarrotes para contribuir con los gastos de su casa, pues su familia es de bajos recursos y el padre de su hijo no se hizo cargo. Sin embargo, la historia de Ximena no es la única. “Hay otras igual que mi hija, allá abajo, en la calle de allá hay otra. Parece moda”, indicó Oralia, mamá de Ximena; ella misma quedó embarazada a los 16 años. Como ellas hay más casos de generaciones mujeres se convirtieron en madres en la adolescencia, abuelas de menos de 35 años o bien, hijos y nietos que coinciden en la misma escuela. Según datos del Inegi, en 2016 las madres de entre 15 y 19 años, fue el grupo de edad que ocupó el cuarto lugar con más partos, con 16 por ciento; seguido del grupo de 20 a 24 años, con 28.8 por ciento; de 25 a 29 años, 25.6 por ciento; y de 30 a 34 años, 18 por ciento. Sin embargo, los casos que más preocupan son las adolescentes menores de 14 años, cifra que registra un aumento en los últimos tres años de acuerdo con el Subsistema de Información sobre Nacimientos, ya que en 2016 se registraron 68 partos; en 2017, 70; y en 2018, 73. Respecto a las jóvenes de 15 a 19 años, en 2016 fueron contabilizados dos mil 220 embarazos, en 2017, dos mil 308 y en 2018, dos mil 110. Sobre los factores que llevan a las colimenses a embarazarse a temprana edad, la coordinadora Estatal de Becas de la Secretaría de Educación, Farah Oralia Rocha Guzmán, indicó que principalmente se debe a que proceden de familias de bajos recursos y a la falta de oportunidades y de información sobre sexualidad. El programa de Becas para Madres jóvenes y jóvenes embarazadas sufrió un recorte de 70 por ciento en el presupuesto de 2019 asignado por el gobierno federal, lo que disminuyó de 190 a 60 beneficiadas, informó la coordinadora Estatal de Becas, de la Secretaría de Educación, Farah Oralia Rocha Guzmán. La beca consiste en otorgarles 850 pesos mensuales, durante 10 meses. Antes del recorte, el programa permitía que 9 por ciento de las adolescentes embarazadas en Colima pudiera continuar su educación básica. Ahora sólo se apoya a dos por ciento. Por Martha de la Torre

Temas