Haz tu denuncia aquí

Cierran campañas sin saldo rojo

NACIONAL

·
Este miércoles, los 710 candidatos que compiten por 148 cargos en seis estados, incluyendo las gubernaturas de Puebla y Baja California, se preparan para el último día de campañas, proceso que se ha vivido con menos proselitismo y una disminución importante en la violencia política. A un día de finalizar las campañas, no se había registrado ningún asesinato de candidatos, algo que no se había presentado desde 2012, cuando la consultora Etellekt comenzó a recopilar datos. “Es el primer proceso electoral en el que no hay ningún asesinato […] eso ya es un signo positivo, por lo menos en temas de gobernabilidad sí se están apretando ciertas tuercas”, aseguró el director de Etellekt, Rubén Salazar. No obstante, destacó que la violencia política no sólo se vive en campañas, sino de forma cotidiana, al criticar sin fundamento la forma de gobernar de una persona o partido, lo que puede detonar en una violencia más grave. Además, aseveró que la violencia electoral que se registra es una alerta temprana de que algo hay que hacer para que no se repita en la siguiente contienda. Mientras tanto, la poca participación es producto de los cargos que ahora están en juego, como diputaciones y alcaldías, aunado a que, en la anterior campaña, la figura de López Obrador se mantuvo aún más fuerte que en las presentes elecciones, aseguró el experto en política Édgar Ortiz. “Los de ahora (candidatos) sí usan la figura de Andrés Manuel, pero hay que recordar que su presencia no es tan fuerte como antes, ya no está haciendo campaña y pidiendo a la gente que vote 6 de 6, que fue lo que llevó a morena a arrasar con los cargos públicos, porque casi nadie conocía a todos sus candidatos”, comentó. En estas elecciones, todos los partidos tienen un reto. En el caso de Morena, es mantener la mayoría y en el de los demás partidos, es saber trabajar con la oposición; sin embargo, el PAN es el que tiene más en juego, pues los seis estados que tendrán comicios tienen mayoría panista, además de que están en disputa dos gubernaturas significativas: la de Baja California, que fue la primera que obtuvo el partido, y Puebla, que tuvo un conflicto que alargó el proceso y después sobrevino la muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso. Édgar Ortiz aseguró que este año será clave para Acción Nacional, ya que no sólo definirá su verdadero poder en los estados, sino también al interior del partido, lo que les dará pie para hacerle contrapeso al gobierno actual. Por Frida Valencia 

Temas