Haz tu denuncia aquí

Víctimas denuncian obstáculos

la cancillería retrasó la intervención del comité de la onu para desaparecidos

NACIONAL

·
Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, tomó un pico y comenzó a excavar en una fosa en la que después encontraron restos humanos en Tetelilla, Guerrero. Fue en enero pasado cuando el funcionario acompañó los trabajos de la Cuarta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas. Ese momento le dio esperanza a Juan Carlos Trujillo, un hombre que hace una década busca a sus cuatro hermanos desaparecidos, pues pensó que luego de la asistencia de Encinas, habría mayor compromiso del actual gobierno para ayudar a encontrar a miles de personas que no han sido localizadas y se les permitiera pedir ayudainternacional. Sin embargo, comentó a El Heraldo de México, días después fue informado, al igual que su madre María Herrera Magdaleno, que el amparo que les fue otorgado para que la Secretaría de Relaciones Exteriores definiera, en 60 días, la aceptación de la competencia para llevar casos individuales ante el Comité contra Desapariciones Forzadas de la ONU, fue impugnado por la dependencia del gobierno federal.
Es un acto de incongruencia”, enfatizó el hombre, cuya lucha ahora es colectiva, pues la mayor parte de su vida la dedica a buscar en fosas no sólo a sus hermanos sino a miles de desaparecidos.
Al no encontrar respuesta de las autoridades mexicanas, dijo, promovió ese amparo con su madre para que los familiares de esas víctimas de desaparición puedan recibir ayuda internacional, pero el gobierno les impide ese derecho. “Le preguntaron a Encinas en conferencia si iban a aceptar la competencia del Comité y dijo que sí y ahora otra parte del gobierno dice que no, que lo van a revisar... ese amparo representa nuestro esfuerzo porque se abre la puerta para la familia Trujillo y para miles de familias”, señaló. Dos de sus hermanos desaparecieron en 2008 y los otros dos en 2010, pero no hay resultados en la investigación, aseguró, y debido a que ya agotaron todas las instancias, buscan llevar su caso ante Naciones Unidas.     Por DIANA MARTÍNEZ