Haz tu denuncia aquí

Aumenta homicidio en Jalisco

CRíMENES SUBEN 30% EN PRIMER TRIMESTRE, EN COMPARACIÓN CON IGUAL PERIODO DE 2018

NACIONAL

·
En Jalisco, durante el primer trimestre del gobierno de Enrique Alfaro Ramírez, de Movimiento Ciudadano, el homicidio doloso mantiene cifras récord en la entidad. Los crímenes más recientes fueron los de 20 personas –una mujer incluida– cuyos cadáveres fueron hallados la semana pasada dentro de un canal de aguas residuales. Hasta ahora han sido identificadas tres de las víctimas: uno por sus huellas dactilares –que lo remiten como originario de Sinaloa–, otro por una credencial electoral, y el tercero directamente por sus familiares –que lo tenían reportado como desaparecido desde febrero pasado, justo en Ixtlahuacán. El gobierno jalisciense llegó el 6 de diciembre pasado, mes en el cual hubo 183 homicidios dolosos contra 140 del mismo mes en 2018, es decir, 30.71 por ciento, mientras que de enero de 2018 a enero de 2019 el aumento fue de 33.5 por ciento, al reportar 191 contra 255 asesinatos. En febrero de este año, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses tuvo 236 autopsias a personas asesinadas: 181 por arma de fuego, 20 estranguladas, 10 con algún agente punzocortante y 25 por golpes. En el año 2018, en ese mes hubo 169 autopsias, 125 por arma de fuego, 22 estrangulados, siete golpeados y 15 con algún objeto punzocortante. Es decir, el aumento de necropsias a personas asesinadas fue de 40 por ciento al comparar febrero con febrero. Tanto el gobernador Alfaro como el fiscal estatal, Gerardo Octavio Solís, declararon, al menos una vez, durante los tres meses que tienen en el cargo, que este incremento de cifras en los homicidios son ajustes de cuentas entre grupos criminales, pero que los delitos que afectan e impactan directamente a la ciudadanía están en etapa de contención y, en algunos casos, a la baja. Alfaro incluso dijo que muchos multihomicidios, como el que se presentó a principios de marzo, cuando siete personas fueron asesinadas y sus cuerpos dejados en la carretera Unión de San Antonio-San Diego Alejandría, en la región alteña jalisciense, son sumados a la cuenta de inseguridad estatal cuando en realidad, según el gobernante, deberían ser incluidos en la de Guanajuato, porque esas muertes se derivaron del combate al cártel de Santa Rosa de Lima. Pero en Jalisco la inseguridad y la violencia no sólo se reducen a ajustes de cuentas. También se dan casos como los ocurridos el 13 de marzo en Tlaquepaque, cuando fue detenido un hombre que atacó a su hijo de nueve años con unas tijeras de podar y le causó lesiones graves, o el de una mujer que fue arrestada en Chapala acusada de abuso sexual y pornografía infantil, que presuntamente forma parte de una banda que sube imágenes a internet a cambio de dinero.   Por Carlos García oos

Temas