Haz tu denuncia aquí

Activistas en Ciudad Juárez, solicitan que sacerdote lleve proceso en prisión

NACIONAL

·
Los movimientos a favor de las mujeres y la infancia en Ciudad Juárez, exigieron a las autoridades del Supremo Tribunal de Justicia que el sacerdote Aristeo Trinidad Baca Baca, acusado de violar sexualmente a una menor durante tres años, lleve el proceso en prisión.   Esto debido a que mañana se llevará a cabo la audiencia de vinculación a proceso en contra del hombre de 76 años de edad, quien el junio del año pasado cumplió 41 años como sacerdote, y quien durante años destacó por acciones a beneficio de los niños y adultos mayores en la ciudad.   El párroco de la iglesia Santa María de la Montana, fue detenido la mañana del sábado pasado, luego de haber sido acusado en diciembre pasado de violación sexual en contra de una menor de su comunidad religiosa.   Hoy los movimientos a favor de las mujeres e infancia en Ciudad Juárez pidieron a las autoridades la integración de un protocolo de actuación que ofrezca garantías y protección a las víctimas de violencia sexual, para que puedan superar los efectos de la violencia ejercida en su contra.   “Chihuahua es un foco rojo de abuso sexual con el mayor número de denuncias ya que registra una tasa de 31 denuncias por cada 100 mil habitantes, mientras a nivel país es de 13.8 casos”, destacó Lydia Cordero Cabrera, directora del centro de crisis Casa Amiga Esther Chávez Cano.   Las representantes de Casa Amiga, la Red por la Infancia en Juárez, la Red Mesa de Mujeres y Grupo Compañeros, hicieron el llamado a la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, a los Institutos Estatal y Municipal de las Mujeres, a los Sistemas de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) municipal y estatal ya la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), a posicionarse para que se realicen las acciones necesarias para integrar un protocolo de actuación.  
“Es preocupante la situación de violencia sexual que viven nuestras niñas, niños y adolescentes en México, más de 4 millones son víctimas de abuso sexual según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico”, informó.
  Las activistas también hicieron un llamado a los organismos de gobierno, medios de comunicación y a la comunidad en general a no revictimizar a esta menor y a otras víctimas, al poner en duda su denuncia, con comentarios de burla o con la narrativa de cómo ocurrieron los hechos, con los cuales se produce un sufrimiento añadido a la hora de investigar el delito.   Catalina Castillo, representante de la Red por la Infancia, destacó que para las víctimas de violencia sexual estas acciones representan efectos emocionales sumamente dañinos incluso comparables con la agresión inicial.   “Es necesario integrar un protocolo de actuación que permita otorgar garantías especiales bajo un enfoque diferencial y especializado. realizando medidas de protección para las víctimas y sus familias, que les permita superar los efectos de la violencia ejercida en su contra”, pidieron.   Por Luna Martínez jrr    

Temas