Haz tu denuncia aquí

Reducen 96% ordeña

NACIONAL

·
El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador reportó que han abatido el huachicol hasta en 96 por ciento, ya que de 81 mil barriles diarios (mbd) de combustible que se robaban en noviembre del año pasado, ahora ordeñan 3 mil barriles cada 24 horas. “Lo interesante aquí es el 29 de enero, es que, transportando casi el doble, 878 mil, únicamente el robo ascendió a 3 mil. Creo que es importante este dato”, consideró el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza. A petición del presidente López Obrador, el funcionario de Pemex explicó que los 81 mbd robados antes de que iniciara el combate al huachicol equivale al consumo diario de nueve estados del país: 1.3 veces el consumo de gasolina en la Ciudad de México; 1.2 veces respecto a Jalisco, entre otros. Bueno, continuó Romero Oropeza, pues los 81 mbd de noviembre, los 74 mil en los primeros 20 días de diciembre (antes de comenzar a cerrar ductos), y del 21 de diciembre al 29 de enero, el promedio de robo es del orden de 19 mil 500 barriles, de los cuales el 75 por ciento los están robando cuando el ducto sale de operación. Ante este escenario, López Obrador aseguró que su gobierno está en vías de restablecer por completo el abasto de combustible en todo el país. “Esto es lo que nos lleva a pensar, desde luego sin confiarnos, que muy pronto vamos a normalizar el abasto sin el robo que se hacía de combustible en los ductos de Pemex”, expuso. Prometió mantener abajo la cifra de robo y consideró que no es lo mismo 70 mil barriles robados diariamente que 3 mil: “Sí hay alguna diferencia. Entonces este es el plan que se aplicó, que se va a mantener hasta que se logre la normalidad, porque tenemos que atender otros asuntos también con prioridad”. Incluso, se puso como meta de ahorro la cantidad de 40 mil millones de pesos (mdp), de las 65m mil mdp que se roban anualmente. “Si obtenemos un ahorro de 40 mil millones vamos a estar cumpliendo nuestra meta. Ahora se proyecta que, inclusive, podemos ahorrar más, pero tenemos que actuar con precaución; vamos a esperar”, dijo. También mencionó que se deben hacer cuentas porque se está invirtiendo en vigilancia, compra de pipas, distribución de combustible por pipas, aunque es más barato por los ductos, pero se debe buscar nuevas vías de suministro. Respecto al “beneficio de la duda” que da Moody’s al gobierno, consideró que esta calificadora actuó con más sensatez, comparada con Fitch Ratings. Criticó que ahora que hay más inversión en Pemex algunas firmas a descalificar, pero no se puede generalizar, ya que hay corredurías que tienen técnicos calificados y hay otros que quién sabe dónde se formaron”. POR FRANCISCO NIETO