Haz tu denuncia aquí

Sargaceras no serán suficientes para atender el problema del alga; afirma Terrazas Cerros

Las cuatro sargaceras que construye la institución, la primera ya se encuentra en pruebas de recolección, la segunda tiene un avance del 80 por ciento

NACIONAL

·

El sargazo es el nuevo enemigo que mantiene a la Secretaría de Marina (Semar) en alerta y de presentarse la misma problemática que este año, se requerirán por lo menos 15 embarcaciones sargaceras.

Así lo señaló a El Heraldo de México, el capitán de navío Ramón Terrazas Cerros y quien es subdirector de Coordinación y Control de Proyectos de Construcción Naval a Terceros de la Dirección de Construcciones Navales de la Semar y quien detalló que de las cuatro sargaceras que construye la institución, la primera ya se encuentra en pruebas de recolección, la segunda tiene un avance del 80 por ciento y prácticamente sólo hay que pintarla y ensamblar sus partes, mientras que la tercera tiene un 68 por ciento de construcción y las cuarta el 56 por ciento.

“No va a ser suficiente (con esas cuatro), si tenemos una situación similar a la de este año se van a requerir tres veces más, estamos hablando de que arriba de 15 embarcaciones para la recolección de sargazo. ¿Por qué? Porque la costa del mar Caribe es muy amplia y el sargazo no llega a un sólo punto, por las corrientes, por la dirección del viento”, dijo.

Adelantó que tiene considerado la construcción de dos embarcaciones más, pero aún no han obtenido el banderazo.

Detalló que el diseño de estos barcos tardó aproximadamente cuatro meses y aun cuando se comenzó a construir el primero, todavía se seguían afinando detalles como el tipo de pintura y el recubrimiento.

“Los retos venían de todos lados, primero era la preocupación y el tiempo, el primer reto fue el tiempo, es decir: 'tenemos encima el sargazo. ¿Qué hacemos? Ya estaba aquí, era a la de ya’, el segundo reto fue entender por qué esa arribazón, cómo es que se desplaza, cuál es la estrategia que se tiene que plantear para poderlo contener, levantar en el mar y evitar que llegue a la costa”, enfatizó.

Señaló además la existencia del buque ARM Natans, que estuvo en abandono y que se está reactivando, ya que es de mayor capacidad y está destinado para operar en altamar, ya que los sargaceros que se construyen son para la franja costera.

Estas embarcaciones se suman a la instalación de barreras para detener el alga.

Terrazas Cerros reconoció que el tema del sargazo es nuevo para la Semar, de ahí la importancia del diseño de las embarcaciones sargaceras y en cuya construcción participan aproximadamente 140 personas como mano de obra directa y hasta 500 de forma indirecta.

“Se pensó primero: debe ser un barco tipo catamarán, de esos de dos cascos, no es un sólo casco porque como catamarán está más ancho y soporta mejor el oleaje atravesado, ya tenemos la primera característica, de ahí nos vamos a la capacidad, cuánto queremos recoger y en cuánto tiempo, cómo lo vamos a mover, cómo se va a a impulsar, entonces ya se consideró el tipo de propulsión, el tipo de motores que lleva, una grúa, las bandas recolectoras que fue un trabajo muy importante, pero ya estamos listos para atender ese problema, la emergencia se atendió, se destinó barcos, gente, primero para recolectar sargazo en el mar y también sobre la playa”, señaló.

Por: Diana Martínez

dhfm