Haz tu denuncia aquí

Reponen la pesquisa: caso Karla Pontigo

La orden de la SCJN de cambiar la indagatoria con la visión de perspectiva de género, da a la madre esperanza de justicia por muerte de su hija

NACIONAL

·

La única certeza que tiene Esperanza Lucciotto es que su hija Karla no murió accidentalmente, pero han pasado siete años y no sabe qué le ocurrió y ninguna persona ha pisado la cárcel.

Karla tenía 22 años, estudiaba nutrición y trabajaba en la discoteca Play, en San Luis Potosí, y el 28 de octubre de 2012, sus compañeros escucharon vidrios rompiéndose al darse cuenta, ya estaba la joven desangrándose.

La víctima llegó al hospital con golpes y una herida en la pierna derecha al grado de que tuvieron que amputársela; horas después, falleció, comentó la madre de Karla a El Heraldo de México.

La Procuraduría General de Justicia de la entidad determinó que fue muerte accidental porque Karla se impactó contra un cristal y consignó al gerente del lugar por homicidio culposo, pero quedó libre bajo fianza.

El caso de Karla es emblemático por ser el segundo en el que la SCJN ampara a los familiares de la víctima y ordena reponer la investigación para que se realice con perspectiva de género; el primer caso fue el de Mariana Lima, asesinada en el Estado de México.

Es evidente, para esta Sala, que la falta de diligencia y perspectiva de género al investigar el homicidio de Karla del Carmen Pontigo Lucciotto provocó que la autoridad ministerial concluyera acríticamente que ella murió como consecuencia de un accidente –al chocar con una puerta de cristal–, no obstante la presencia de indicios –que no fueron valorados para la consignación– que hacían presumible la existencia de actos de violencia sexual”, indica el proyecto de sentencia del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

 

EJEMPLO JURÍDICO

  • La Suprema Corte ordenó dejar insubsistente la consignación contra el gerente del lugar.
  • El caso de Karla Pontigo se debe investigar con perspectiva de género.
  • Sus familiares no saben hasta el momento, qué le ocurrió a Karla Pontigo.

POR DIANA MARTÍNEZ

eadp