Haz tu denuncia aquí

Pobladores acorralan al súperdelegado de Yucatán en San Felipe tras confusión

NACIONAL

·

Pobladores del municipio de San Felipe retuvieron al delegado del gobierno federal en Yucatán, Joaquín Díaz Mena, pues pensaron que iba a clausurar las obras de construcción de viviendas en la zona del manglar, las cuales se realizan de manera ilegal porque impactan al medioambiente.

El conflicto en ese puerto del oriente del estado inició hace unos meses, luego que el ayuntamiento devastó parte del manglar para levantar casas y calles. Algunos habitantes están a favor de esas obras, a pesar de que autoridades ambientales han multado al Municipio.

Cuando los pobladores se enteraron que Díaz Mena y otros funcionarios habían llegado a la zona del manglar, pusieron “barricadas” de piedras en las calles para impedir que saliera del poblado y, lo encararon.

Entrevistado sobre el altercado, el “súperdelegado” relató que en realidad nunca fue perseguido por los habitantes de su natal San Felipe, pero señaló que probablemente pensaron que era algún inspector de la Profepa o de la Semarnat.

Explicó que previamente al incidente sostuvo un encuentro en Río Lagartos con pescadores acompañado de Gabriel García, coordinador nacional de los Programas del Bienestar y que, al terminar la reunión, decidieron trasladarse en lancha a esta localidad para comer en su casa.

“Y al llegar hicimos un recorrido con Gabriel García para que conozca el municipio, dimos la vuelta a un sendero en el manglar y creo que fue ahí que nos confundieron con gente de Profepa o Semarnat, por lo que llegaron los vecinos”, abundó.

Dijo que cuando se aclaró que no estaban realizando inspecciones ni clausuras en la mencionada zona, se trasladó a su hogar en San Felipe “y comimos con toda tranquilidad… al terminar nos quitamos como llegamos, en lancha”. De esta manera enfatizó que no huyó del lugar.

Eso sí, Díaz Mena reconoció que hay un problema de deforestación del manglar, por lo que autoridades ambientales han acudido a levantar actas y hacer investigaciones.

“No puedo violar leyes federales, es mi obligación, quiero mucho a mi municipio, fui alcalde, hice muchas obras ahí, pero tengo que ser muy respetuoso del trabajo de otras instituciones”, explicó el delegado.

Por Herbeth Escalante

lhp

Temas