Haz tu denuncia aquí

Obligados, a huir de casa

fuerzas federales y estatales recorren zirándaro de los chávez, donde bandas delictivas ahuyentaron a habitantes

NACIONAL

·

Pueblos fantasmas, familias desplazadas, una comunidad que se levantó en armas y el miedo de que grupos de la delincuencia organizada se lleven a sus hijos para sumarlos a sus filas, es la realidad que enfrentan habitantes de diferentes localidades de Zirándaro de los Chávez, Guerrero.

El Heraldo de México recorrió algunos de los pueblos afectados por el embate de la violencia en ese municipio de la Tierra Caliente, situación que obligó a su edil, Gregorio Portillo Mendoza, a solicitar el auxilio de los gobiernos federal y estatal.

De acuerdo con el alcalde, 120 familias (unas mil 400 personas) abandonaron sus comunidades desde el pasado 10 de noviembre, luego de varios enfrentamientos entre dos grupos criminales que se disputan el control de esa zona, y que, según los pobladores, tuvo un saldo de 14 muertos, cifra que no ha sido confirmada.


[caption id="attachment_752521" align="aligncenter" width="600"] AUTODEFENSAS. Los pobladores se ha tenido que armar para defenderse de los criminales. Foto: Carlos Navarrete[/caption]

Tras los enfrentamientos, habitantes Los Guajes, La Cañita, La Piedra, San Rafael, El Limoncito, La Barranca, El Ídolo, El Pino, Los Alacranes y Parota del Cuartel abandonaron sus hogares para resguardarse, la mayoría, en el poblado de Guayameo, donde se habilitó un albergue. Otras más se trasladaron a la cabecera municipal.

El Limoncito y Los Alacranes terminaron vacíos. Durante el recorrido, que fue resguardado la Policía Estatal y la Guardia Nacional, se confirmó que algunos domicilios ya son habitados por presuntos delincuentes.

En el municipio ya hay presencia de agentes de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal. Sin embargo, los pobladores aseguran que el número de elementos es insuficiente.

POR CARLOS NAVARRETE

abr

Temas