Haz tu denuncia aquí

Deja Kiko anomalías en salud

detecta auditoría irregularidades por 64 millones de pesos en gasto de sueldos del instituto de salud

NACIONAL

·

El gobernador de Baja California, Francisco Kiko Vega de Lamadrid, dejará la salud estatal con adeudos hasta por 64 millones de pesos.

El Instituto de Servicios de Salud de Baja California (Isesalud) reportó irregularidades por más de 64 millones de pesos, en los cuales derivaron por la opacidad en el manejo de recursos para el pago de su personal, identificó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

De acuerdo con el Informe de Cuenta Pública del 2018, el órgano auditor observó anomalías en la compra de medicamentos, adeudos, contratación irregular de trabajadores, algunos de ellos, sin cumplir el perfil del puesto, y la cancelación de pagos de otros empleados.

Los recursos en cuestión provinieron del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud de la Federación (FASSA), de los cuales 31 millones 30 mil pesos se debieron a compromisos pendientes de pago y 13 millones 234 mil a remanentes en la cuenta bancaria.

Mientras que otros 10 millones de pesos fueron reportados por la ASF debido a la falta de documentación comprobatoria y justificativa de las erogaciones y por no haber acreditado la recepción y entrega de los bienes adquiridos.

Otros cuatro millones de pesos derivaron del pago de empleados que contaban con contratos con cargo a otros programas y falta documentación e incluso sin un contrato firmado.

Mientras que otro millón se destinó al sueldo de empleados incapacitados para el puesto.

También está el pago de 190 mil 108 pesos a un trabajador de la Subsecretaría Estatal Penitenciario, pese a que ésta sea ajena al sector salud y que su disposición derivara de los recursos que provenía de la Federación.

Para el organismo auditor, los fallos resultan de la falta de acciones que formen parte de la responsabilidad de la vigilancia y supervisión del control interno, así como la ausencia de un comité de auditoría ética e integridad.

La auditoría número 547-DS-GF dictaminó: “La entidad federativa no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo”.

El Isesalud fue notificado por el órgano sobre estas irregularidades desde su revisión de cuenta del 2016 y 2017, mismas en las que se comprometió a mejorar, sin embargo, ninguna de ellas fue modificada por la secretaría en la última revisión. El próximo 31 de octubre, Kiko Vega deja el gobierno estatal.

POR JOSÉ RÍOS

abr

Temas