Haz tu denuncia aquí

Demanda castigar genocidio

l Integrantes del Comité 68 exigen al gobierno de López Obrador ser más proactivo al aplicar la justicia

NACIONAL

·

A 51 años de la matanza de Tlatelolco, los exdirigentes estudiantiles ratificaron las consignas que hace poco más de cinco décadas los llevaron a la calle.

Con el primer gobierno de izquierda no han visto avances en su búsqueda de justicia y castigo para el crimen de Estado cometido durante el otoño de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas.

El Heraldo de México charló con los integrantes del Comité 68, tras un encuentro en La Casa Refugio Citlaltépetl (CRC), realizado el sábado.

David Roura, Félix Hernández Gamundi, Ana Ignacia Rodríguez (La Nacha), Moisés Ramírez, Francisco Huerta y Luis Tuñón coincidieron en que el gobierno de López Obrador debe ser más proactivo para aplicar la justicia y castigar a los responsables.

Ni olvido, ni perdón”, le exigieron al Presidente, quien evoca la amnistía como forma de cerrar saldos del pasado con su ya celebré frase: “Olvido no, perdón sí”.

Para Roura, el Comité del 68 tiene el compromiso histórico de luchar contra la impunidad y mantener los valores del movimiento.

“Hemos avanzado porque preservamos la memoria. Legalmente, lo que se había logrado con la Fiscalía se ha quedado pendiente de una forma absurda”, advirtió, quien en 1968 encabezó la huelga en la Secundaría 78, y en 1971 estuvo en el Halconazo.

Ana Ignacia Rodríguez lamentó la actitud del actual gobierno. “Yo hablé con él (López Obrador) y le dije que si así empezaba su gobierno estaba muy mal. La demanda sigue vigente, anexado con otras causas. Estamos por que se reabra el caso para que haya castigo, sobre todo, a Echeverría y sus segundos”, señaló, quien fue condenada a 16 años de prisión por incitación a la rebelión.

Moisés Ramírez Tapia, del IPN, para quien el movimiento no ha terminado, fue tajante: “Nosotros no perdonamos ni olvidamos y exigimos justicia”.

Francisco Huerta formó parte del movimiento ferrocarrilero a los 17 años, cuando Demetrio Vallejo y Valentín Campa estaban presos.

“Yo politicé buscando la libertad de los dirigentes y de ahí nos conectamos con los estudiantes. Las demandas están vigentes”, explicó.

Félix Hernández Gamundi, ex integrante del Consejo General de Huelga, recordó que se trata de un crimen de lesa humanidad sin castigo, ya que estos no prescriben. Subrayó que en 2006, tres instancias judiciales reconocieron que en Tlatelolco se cometió genocidio, con pruebas para ordenar la aprehensión de acusados, entre ellos, Luis Echeverría.

Ayer, Romeo Cartagena leyó el comunicado en el que, además de las demandas históricas, se agrega la presentación con vida los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Por Manuel Durán


lctl

Temas