Cáncer se enquista en el norte

RITMO DE VIDA ACELERADO y abuso en consumo de CHATARRA, ALCOHOL Y TABACO, DETONANTES: especialista

De las 10 entidades que registran más defunciones de cáncer de mama por cada 100 mil habitantes, sólo tres no están en el norte del país.

Esto se debe a que, en esa región, el ritmo de vida es muy acelerado, además de que se consume comida chatarra en exceso y se abusa del alcohol y el tabaquismo, mencionó la especialista de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Ashanti Aguilar.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), únicamente Colima, la Ciudad de México y Jalisco comparten los primeros sitios con estados de la frontera norte, que mantienen tasas de mortalidad por dicha causa que van de 12 a 16 mujeres por cada 100 mil.

El estado que lidera la lista es Sonora, con 16.25, mientras que del top 10, Tamaulipas ocupa último lugar, con 12.23. La media nacional es de 10.19.

En los últimos lugares a nivel nacional se encuentra Chiapas, con 5.30 defunciones por cada 100 mil mujeres, seguido de Oaxaca, con 6.01, y Campeche, con 6.32 muertes por tumor maligno de mama.

Según la especialista, existen muchos factores que aumentan la aparición del cáncer, como la obesidad, que se considera uno de los mayores factores de riesgo, pues en el norte se acostumbra la ingesta constante de carne, embutidos y conservadores, mientras que en el sur se prefieren los cereales, frutas y verduras.

Esta cuestión se refleja en las cifras de la más reciente Encuesta Nacional de Adicciones (ENA 2011), donde se registró que fumar es más común en el norte, con 23.2 por ciento de la población mayor de 12 años con este hábito, mientras que en el centro es de 21.6 por ciento, y en el sur, 15.8 por ciento.

Asimismo, la prevalencia de obesidad en el norte del país es de 37.2 por ciento, en comparación con el nivel de 30.3 por ciento en la zona centro y 31.6 por ciento en la sur.

Estos factores forman parte de la calidad de vida y los hábitos diarios de cada persona, lo que desencadena las enfermedades que vamos a padecer, entre ellos el cáncer de mama”, señaló.

La especialista destacó que una de cada 28 mujeres podría morir por este padecimiento, ya que el cáncer de mama es la causa número uno de muertes por malignidad, lo que representa un gran desafío para los sectores sociales, económicos y de salud, los cuales deben implementar medidas para enfrentar este reto.

¿SINÓNIMO DE MUERTE?

Sin embargo, también señaló que hoy en día, si se llevan a cabo las medidas necesarias, el cáncer de mama no es sinónimo de muerte, ya que la capacidad de curación después del tratamiento es de hasta 52 por ciento.

Esto depende mucho de la atención temprana, para lo que se necesita un constante chequeo y atención oportuna, para evitar decesos y efectos perjudiciales para quien padece la enfermedad, pues en las fases iniciales el cáncer puede no ser doloroso y no mostrar síntomas en absoluto.

“Para detectarlo, la mejor herramienta con la que se cuenta es la mastografía”, mencionó.

Este estudio se recomienda realizarlo mensualmente, una semana después del periodo menstrual, a partir de los 20 años de edad.

POR FRIDA VALENCIA

eadp


Compartir