Haz tu denuncia aquí

Joel: cansado, pero de buen estado anímico

NACIONAL

·
Joel Sebastián Meza está cansado, pero de buen ánimo. Tras pasar 48 horas críticas para determinar si lograba conservar el riñón dañado por el ataque de porros el lunes pasado, el joven presenta mejoras en su estado de salud. Acompañado todo el tiempo de sus padres, Arturo Meza y Margarita García, el joven permanece en la cama 2 del área de terapia intensiva, ubicada en el primer piso del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI. “Está en observación, va mejorando muy bien, pero tenemos que esperar a que lo trasladen a piso, ésa será la señal de que salió totalmente de peligro”, dijo Mónica García, tía del estudiante. Ella pudo verlo por primera vez ayer, ya que el monitoreo y la información médica directa era para los padres de Joel.   A un día de la exitosa intervención quirúrgica, además de sus familiares, el joven ha sido visitado por Naomi, su novia, quien se ha reservado hablar sobre los hechos del lunes hasta hacerlo junto a Joel, ya recuperado. “Los médicos dicen que está evolucionando bien, que su riñón está respondiendo bien a la cirugía, pero hay que esperar a que el funcionamiento sea óptimo”, añadió Mónica. Joe, como le dicen sus amigos, no requiere ningún aparato auxiliar para el adecuado funcionamiento de su órgano y sólo tiene una sonda para drenar los líquidos que pudieran acumularse. El joven y la familia sabe que después de la recuperación, viene un proceso para hablar sobre los detalles de la agresión que sufrió. La familiar de Joel señaló que fue atacado cuando regresó por su novia, quien se había rezagado al momento de la huida. En la trifulca, dijo Mónica, el alumno de la UNAM fue despojado de su mochila, en la cual estaban documentos con datos personales. “La situación es complicada porque tienen información de él, de dónde vive. Afortunadamente está ahorita aquí, pero una vez que salga, necesitamos saber qué va a pasar con la seguridad”, añadió. POR LIZETH GÓMEZ DE ANDA