Haz tu denuncia aquí

Sacan puestos ambulantes de la Portales

NACIONAL

·
Banquetas y calles de la colonia Portales, en la delegación Benito Juárez, cambiaron su aspecto luego de más de 40 años. Muchos de los 350 puestos semifijos que ocupaban el espacio público fueron reemplazados por macetones. En un operativo realizado por la SSP, que inició a las 23:00 horas del miércoles y concluyó a las 5:00 horas del jueves, se retiraron las estructuras, tras denuncias de vecinos y locatarios, señalaron las autoridades. Mientras los comerciantes reclamaron abuso de las autoridades e incluso el robo de mercancía por parte de elementos de seguridad, hubo quienes defendieron a los vendedores y pidieron buscar alternativas para darles fuentes de empleo. Horas después del operativo, los ambulantes desalojados barrieron la zona en la que antes estaban sus puestos, al tiempo que eran observados por una centena de granaderos que permanecían en la zona.     “Llevo años aquí trabajando, me quitan mi fuente de trabajo sin avisarme, golpearon a dos compañeros, a uno le mataron a su perro”, expresó Griselda, quien tenía un puesto de ropa a la salida del Metro. Ella y al menos otros cuatro grupos de afectados recababan firmas de apoyo para entregarlas a las autoridades, pues, afirmaron, jamás fueron notificados sobre el posible retiro. “Nosotros vendíamos dulces y vinieron y nos levantaron sin aviso alguno, recogieron nuestros puestos metálicos, no nos avisaron, se llevaron todo. Los granaderos nos agredieron porque preguntábamos qué pasaba. No nos avisaron para poder levantar nuestro patrimonio”, aseveró Sandra Hernández, quien desde pequeña acudía a trabajar con su familia y ahora ella se hizo cargo del negocio. Ana y Jaime, quienes transitan con frecuencia por la zona, aplaudieron la decisión del gobierno para retirar a los vendedores que ocupan las banquetas e impiden el paso de los peatones. “No me parece que haya personas que vendan en la calle y no paguen impuestos, porque yo sí pago impuestos de todo lo que compro”, dijo la mujer. Rosa María, de 70 años y habitante de la colonia, reconoció el beneficio de permitir el tránsito de los viandantes “porque ya no se podía pasar”, pero reconoció que ella incluso compraba a los vendedores de frutas y verduras de la vía pública, porque “era más barato” que en el mercado. En las mesas en donde se recogían firmas, incluso los trabajadores y dueños de locales establecidos les brindaban su apoyo con la rúbrica, así como un gran número de vecinos. En un recorrido se observó que los cientos de puestos que permanecieron durante años en Tlalplan y las calles Libertad, Necaxa, Santa Cruz, Montes de Oca, 5 de Febrero, Antillas y Alahambra, ya no estaban. Algunos de los ambulantes que llevaban sus mercancías, como vendedores de nopales o flor de calabaza, ofrecían sus productos junto a algunos locales establecidos. Otros pegaron letreros con leyendas “la jardinera no tiene hambre, yo sí” y “queremos que nos regresen nuestra fuente de trabajo”, mientras que otras eran una solicitud directa a la jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, e incluso al próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador, para que les ayudaran a encontrar una solución. POR LIZETH GÓMEZ DE ANDA

Temas