Haz tu denuncia aquí

Temen que haya boicot

NACIONAL

·
Teme que haya un saqueo de documentación en la transición. Con la victoria del pasado domingo, acabó con la hegemonía del matrimonio Lobo– Arias. Resalta que el hartazgo de la población fue clave en su triunfo. Anticipa que su primera acción se encaminará a garantizar el respeto de las libertades políticas. El alcalde electo de Gustavo A. Madero, Francisco Chíguil Figueroa, en entrevista con El Heraldo de México, afirma que existe un temor por un intento de boicot por parte de la administración actual, a través de un saqueo de documentación por supuestos malos manejos de recursos. “Esperamos que no haya fuga de documentos o desaparición de contratos de obra pública y podamos revisar todo lo que existe y no se esconda ninguna información a los nuevos gobiernos (...) tenemos información que se han asignado recursos sin licitaciones públicas”. “Hacemos un llamado al jefe de Gobierno para que asuma la responsabilidad de resguardar todos los documentos a través de la Contraloría, y podamos tener una entrega no sólo completa, sino de manera transparente podamos verificar todos los documentos: obra pública, servicios públicos, contratos, manejos financieros, del presupuesto en los últimos meses, y también la lista de los que trabajan en la delegación”, sostiene. En los últimos 15 años, administraciones perredistas han gobernado la demarcación con el segundo mayor número de habitantes (1.1 millones) en la Ciudad de México. Pero en los últimos nueve, Víctor Hugo Lobo y su esposa, Nora Arias, mantuvieron el poder de la demarcación. Chíguil destaca que un pilar fundamental en su triunfo fue el hartazgo de la población y la estructura de un gobierno clientelar. “La gente estaba por un cambio de gobierno. El que hoy está aún en la delegación sólo favorecía a grupos identificados con su partido, porque se gobernó para un grupo en particular. Todos los programas sociales estaban condicionados”, afirma el alacalde electo. El morenista promete que una de sus primeras acciones como alcalde en la GAM será garantizar las libertades políticas, ya que, a lo largo de su campaña, en repetidas ocasiones, sus actos fueron saboteados. “Actualmente nadie se puede manifestar, incluso no podemos ocupar el espacio delegacional”, lamenta. Insiste en que también va por la recuperación de los espacios públicos como deportivos y casas de cultura, para “promover un movimiento cultural y deportivo importante”. POR CARLOS NAVARRO

Temas