Haz tu denuncia aquí

Incrementan deportaciones de migrantes

de acuerdo con cifras oficiales, subieron cerca de 41.84 por ciento

NACIONAL

·
Durante los primeros seis meses del año el gobierno mexicano deportó a 50 mil 305 centroamericanos, de acuerdo con el boletín estadístico de la Secretaría de Gobernación. La cifra representa un incremento del 41.84%, con relación a los 35 mil 465 deportados durante el primer semestre de 2017. Mientras que México aumentó más de 40%, Estados Unidos incrementó la deportación de mexicanos en 21.41%: de 76 mil 899 en los primeros seis meses de 2017, a 93 mil 365 connacionales deportados entre enero y junio de este año. Ante esta situación, activistas promigrantes pidieron a las autoridades federales mexicanas, y de la futura administración de Andrés Manuel López Obrador, tener congruencia entre el trato que piden a para los connacionales en los Estados Unidos y el que dan a los indocumentados centroamericanos que transitan en nuestro país. “Al final tiene que haber congruencia entre lo que nosotros exigimos y lo que hacemos de este lado”, declaró Eunice Rendón, directora de la organización Agenda Migrante, en entrevista con El Heraldo de México. La mayoría de los centroamericanos deportados de México provienen de Honduras (46 por ciento). En un cercano segundo lugar se encuentran los migrantes guatemaltecos (43 por ciento).  
“Muchas veces se deja a menores de este lado mientras se deporta a sus padres, y en albergues muy similares a los que vemos en Estados Unidos, en donde hay violaciones a los derechos fundamentales de estos pequeños”, dijo Rendón.
14 mil 145 menores centroamericanos fueron presentados ante la autoridad migratoria mexicana en el primer semestre de 2018. El 43 por ciento tienen menos de 11 años y viajan acompañados de sus padres, sin embargo, 32 por ciento son menores de 18 años que viajan sin la compañía de un mayor de edad. Eunice Rendón aseguró que el crimen está involucrado en áreas de la migración y el control de las aduanas. “Esto tiene que quedar como una reflexión para el nuevo gobierno que va a entrar, de cómo va a reestructurar el Instituto Nacional de Migración”. POR LUIS ALONSO PÉREZ