Haz tu denuncia aquí

Unen voces para liberar a los niños

NACIONAL

·
CIUDAD JUÁREZ. Separada de dos de sus cuatro hijos, Iliana Núñez se manifestó este sábado contra las políticas migratorias de Donald Trump en esta ciudad fronteriza. Al igual que ella, activistas de México y Estados Unidos pidieron un alto a la separación de familias por parte del presidente republicano, a mitad del Puente Internacional Paso del Norte que une a Ciudad Juárez, Chihuahua de El Paso, Texas. Con gritos como “Trump, escucha, estamos en la lucha”, “Niños libertad” y “Juárez, El Paso, jamás será vencido”, los activistas le exigieron al presidente de Estados Unidos que termine el programa Cero Tolerancia, y que libere a los menores migrantes que tienen en los albergues, lejos de sus padres. Liliana era una dreamer o soñadora estadounidense, quien al ser deportada hace un año, fue separada de dos de sus hijas, ya que aunque sus cuatro hijos son ciudadanos estadounidenses, sólo pudo traerse a su hijo de siete años y a su hija de 13, mientras que sus dos hijas más pequeñas, de tres y cinco se quedaron con su papá en Estados Unidos, donde las autoridades le niegan la custodia por ser deportada. “Tengo dos niñas en Estados Unidos, a quienes no he visto hace un año ya, por estas leyes migratorias que nos hacen caer en un limbo migratorio, ni ellos mismos saben qué hacer con nosotros”, reclamó la soñadora. Al ver a los niños migrantes en los albergues y lejos de sus padres, “como madre siento desgarrador y como ser humano me desconsuela tanto que se estén perdiendo tantos valores, me duele no poder hacer nada por ellos… porque los niños están para ser libres, no están para estar siendo encarcelados”, destacó. CASI NAZI Por historias como las de ella y las de cientos de migrantes que han sido separados de sus hijos, 700 ciudades de Estados Unidos se manifestaron este fin de semana, informó Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos. “Se está demandando que desaparezca el ICE, es la agencia policiaca casi nazi que ha puesto a estas familias, a estos niños en condiciones inhumadas”, agregó. Mientras que en Ciudad Juárez decenas de activistas caminaron del centro al Puente Internacional Paso del Norte, en El Paso, Texas, se reunieron cerca de mil 500 personas. Después de unas horas, un grupo de activistas estadounidenses se reunió con los mexicanos a mitad del puente que fue vigilado de lado mexicano por agentes de la Policía Federal y de lado estadounidense por elementos de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, que es una agencia del gobierno de Estados Unidos y un agente del Buró Federal de Investigaciones. VETERANOS Entre los manifestantes también estuvieron dos veteranos mexicanos, quienes fueron deportados de Estados Unidos después de haber ido a la guerra para luchar por aquel país. “Nadie es ilegal en tierra o territorio robado, que nos robaron, porque en Estados Unidos todos somos inmigrantes, han sido migrantes. Los únicos americanos son los indios nacidos en América y nosotros tenemos sangre de indios y nos consideramos más americanos que los güeros”, dijo José Francisco López, un ex militar de las fuerzas armadas de Estados Unidos quien participó en la guerra de Vietnam y luego fue deportado De acuerdo con García, sólo en el centro de detención temporal de menores migrantes de Tornillo, Texas, hay cerca de 300 niños y adolescentes, y las autorizaciones estadounidenses sólo se han comprometido a reunirlos con sus padres, pero en las cárceles. POR HÉRIKA MARTÍNEZ PRADO

Temas