Haz tu denuncia aquí

Opciones contra plásticos

NACIONAL

·
Productos desechables, bolsas, materiales para inyección y desarrollo de filamentos para impresión 3D, así como aplicaciones en el área médica, son hoy una realidad a partir del hueso del aguacate, el bagazo del agave, el olote del maíz, así como de raíces, semillas y cáscaras. Ellos nos brindan una opción ante la problemática que implican los plásticos y la negación de muchas personas a dejar la comodidad que representa su uso.

600 ESPECIES EN PELIGRO

  Más prácticos, estos productos son un mal que genera efectos adversos a la vida y sustentabilidad del planeta. Datos de la ONU advierten que al año se tiran 13 millones de toneladas de plástico a los océanos, que amenazan a unas 600 especies de animales marinos. Los bioplásticos son polímeros producidos a partir de recursos biológicos con tres características primordiales: Renovables, Biodegradables y Bajos en emisiones CO2. Así lo explica  a El Heraldo de México Alfredo Martínez Jiménez, catedrático e investigador del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La dureza o elasticidad de los polímeros tiene que ser diferente dependiendo el tipo de producto que se desarrolle, ya que puede degradarse desde tres meses o durar hasta seis años, refirió el investigador. Martínez Jiménez dijo que se toman desechos de otras industrias, como restrojo de maíz y el bagazo de agave. A esta biomasa se le realizan tratamientos químicos y biológicos para obtener azucares que, con un microorganismo que produce moléculas, se convierte en ácido Láctico, que al separarse se trasnforma en polímeros con textura como el PET.  

COMERCIALIZACIÓN

  Otro medio para generar bioplásticos es mediante la bacteria Azotobacter, investigación que el IBt desarrolló y que permite construir prótesis. Este tipo de productos son útiles en el desarrollo de tejidos y válvulas cardiacas. En México se comercializan bolsas y empaquetado de alimentos de agave bajo la visión de Bio Solutions. También hay cubiertos biodegradables de hueso de aguacate de Biofase, una de las empresas regias pioneras en esta área. Universitarios de Querétaro crearon bolsas comestibles de olote de maíz, que son inofensivas si llegan al mar y son ingeridas por animales.   POR LISBETTE R. LUCERO

Temas