Haz tu denuncia aquí

Arman tres municipios autodefensa

NACIONAL

·
CHILPANCINGO. Habitantes de tres municipios de Guerrero se armaron para hacerle frente al crimen organizado en la región amapolera del estado. El miércoles, aproximadamente mil personas, de las comunidades pertenecientes a los municipios de Leonardo Bravo, Eduardo Neri y Heliodoro Castillo marcharon en la comunidad de Campo de Aviación –de la primera localidad–, para presentar a su grupo de autodefensas. En la movilización se mostraron al menos unos 300 hombres, la mayoría campesinos, portando armas de fuego, principalmente rifles. Quienes participan en el movimiento informaron que la integración de autodefensas en la Sierra de Guerrero es consecuencia de la negativa a instalar una base militar en el punto conocido como Filo de Caballos en esta región. VIVIR EN PAZ Crescencio Pacheco, promotor de las autodefensas, aseguró a El Heraldo de México que se coordinarán con las diferentes corporaciones de seguridad, tanto locales como federales, para recorrer la zona y trabajar en inhibir la presencia de los grupos criminales en la zona. “Levanto la voz para que el pueblo se una por la seguridad de las familias”, expresó. El también vocero hizo un llamado a los diferentes sectores de la población de Guerrero a que colaboren para que regrese la paz a la entidad. Tras la movilización de los habitantes, hasta esa zona se desplegó un operativo cojunto del Ejército y la policía estatal, para recorrer los caminos rurales de los tres municipios. Pese a ello, el transporte público de la ruta Chilpancingo-Tlacotepec (Heliodoro Castillo) está suspendido. TRADICIÓN VIOLENTA La Sierra de Guerrero es históricamente conocida por la producción de más de 50 por ciento de la amapola que se genera en el país. Se ha convertido en la actividad económica más importante en los pueblos serranos. Esta situación ha atraído a grupos del narco que buscan controlar el flujo de esa planta y dejan una estela de muerte sobre las comunidades. El viernes y lunes pasados se enfrentaron grupos antagónicos y contra policías estatales, lo que dejó sin luz, sin escuelas y sin servicio médico a decenas de pueblos. En el municipio de Leonardo Bravo, la violencia obligó a que decenas de familias de la comunidad de Polixtepec se desplazaran y abandonaran sus hogares; el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que no se habrá ninguna casilla para votar el 1 de julio. De acuerdo con el Instituto, en esa comunidad debían votar este año 206 ciudadanos, pero en el lugar no quedan más de cien, que es la cantidad mínima que exige la Ley para la instalación de una casilla.  

Temas