Haz tu denuncia aquí

Exige localizar viva a su hija

NACIONAL

·
CIUDAD JUÁREZ. Después de cinco días de recorrer medio país con la exigencia de justicia, ayer llegó a la capital del país la Caravana de la Realidad del Norte de Ciudad Juárez a la Ciudad de México, encabezada por los padres de Esmeralda Castillo, que desapareció a los 14 años, el 19 de mayo de 2010. Hace ocho años, Esmeralda salió de su casa hacia la secundaria, pero nunca regresó, por lo que el sábado pasado Martha Rincón y José Luis Castillo salieron de Ciudad Juárez en busca de la menor de sus tres hijos. Con una imagen de progresión de edad, elaborada por un experto de la Fiscalía de Chihuahua, sobre cómo podría verse en la actualidad su hija, y sin poder entrevistarse con el gobernador Javier Corral, los dos padres buscarán el apoyo de la Secretaría de Gobernación para su difusión y localización. En 2013, tres años después de su desaparición, la Fiscalía de Chihuahua la dio por muerta porque halló un trozo de su tibia izquierda en el desierto del Valle de Juárez, pero sin más evidencias, su papá sigue exigiendo que la busquen con vida. Y es que una tibia izquierda no es una evidencia de que esté muerta, pero sí discapacitada, destacó el abogado David Peña, del Grupo de Acción por los Derechos Humanos, quien lleva el caso de Esmeralda. Después de rastrear el Valle de Juárez, donde fue hallado un único resto de ella, la ciudadanía localizó 61 más, uno perteneciente a otra víctima ya identificada y el resto aún sin identificar, pero ninguno de ella.
“Nos costó más de un año que la PGR emitiera un dictamen pericial de que no hay un elemento de que Esmeralda haya sido asesinada o que esté sin vida, lo que obliga a la autoridad a seguirla buscando como una persona desaparecida”, dijo Peña.
Por ello, sus padres llegaron a la Ciudad de México en busca de Esmeralda, sin la pierna izquierda, pero con vida. Y por ello, sus padres iniciaron la Caravana de la Realidad del Norte, acompañadas de otras 30 personas. POR HÉRIKA MARTÍNEZ PRADO

Temas