Haz tu denuncia aquí

Honran lucha por la vida

fray tomás gonzález, fundador de la 72, es finalista del premio aurora por su labor PRO MIGRANTE

NACIONAL

·
México no está a la altura de los migrantes y no tiene solvencia moral en el trato que se les da a los extranjeros que entran al país por la porosa frontera sur, aseguró fray Tomás González Castillo, fundador del refugio La 72 y el primer latinoamericano nominado para el premio Aurora 2018, por trabajo humanitario. A unos días de conocer si recibirá el galardón que auspicia el actor y activista humanitario George Clooney, el religioso franciscano afirmó que ahora en México los migrantes están literalmente “entre la espada y la pared”. Por un lado, salen expulsados de su lugar de origen –como víctimas de un sistema que no los soporta–, transitan por un territorio que es un campo minado de violaciones a sus derechos humanos y llegan finalmente a la frontera sur de Estados Unidos, para toparse con una política migratoria discriminatoria, explicó. Con 23 años en la defensa de los derechos humanos, ocho de ellos en Tenosique, Tabasco, fray Tomás advirtió que la política mexicana migratoria se reduce a contención, detención y deportación, y aunque las autoridades insisten en la defensa de los derechos humanos, los testimonios de quienes han estado en una estación migratoria nacional exhiben un panorama diferente. “Hay una violación sistemática a los derechos humanos. Significa que México no está la altura, no tiene la solvencia moral en el trato a los migrantes”, indicó. Consideró que con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, se ha desatado “mucha incertidumbre y mucho dolor en el camino del migrante”, y que a la decisión de poner en la frontera a la guardia nacional, México respondió con operaciones de detención del Ejército y del Instituto Nacional de Migración. En entrevista con El Heraldo de México, mencionó que este año se disparó la llegada de migrantes a México como nunca antes, pues entre enero y marzo pasados recibieron a tres mil 500 personas, cuando en 2017 fueron dos mil 500, en los mismos meses. El refugio La 72, cuyo nombre viene del recuerdo de la matanza de 72 centroamericanos en San Fernando, Tamaulipas, cometida en 2010, lleva un registro de 80 mil migrantes atendidos desde su fundación (2011) a la fecha. De ser galardonado con el premio, el próximo 10 de junio, fray Tomás recibiría en Armenia la suma de 100 mil dólares para continuar con sus actividades. Asimismo, se hará entrega de un premio de un millón de dólares a las organizaciones nominadas como fuente de inspiración: El Oasis de San Juan de Dios y la Escuela de Agroecología U Yits Ka'an, dedicadas a la protección de personas portadoras de VIH/sida y a la promoción de la ecología en Yucatán, respectivamente. “Un premio siempre visibiliza la labor que estamos haciendo. Ahí está ya el beneficio”, señaló fray Tomás, que desea que México vuelva a ser un referente de ayuda a los migrantes, como ocurría en el siglo XX. “México tendría que recuperar esta política de asilo, de refugio y defensa de los derechos humanos de los migrantes”, apuntó. POR ANTONIO BAUTISTA

Temas