Haz tu denuncia aquí

Followers de carne y hueso

NACIONAL

·
El debate chilango congregó a miles de seguidores de los candidatos… pero en redes sociales. Afuera de las instalaciones del Canal Once, donde se realizó el intercambio de propuestas y recriminaciones entre los siete aspirantes a la Jefatura de Gobierno, apenas había un grupo de 42 entusiastas morenistas. Eran los seguidores que decidieron hacerse presentes, los followers de carne y hueso. Con carteles, las mujeres, hombres y algunos niños, procedentes de Gustavo A. Madero, patentaban su respaldo a Claudia Sheinbaum. En Twitter #DebateChilango tuvo 107 mil menciones –hasta el cierre de esta edición– en apoyo o crítica a los candidatos. Lo mismo hacía el grupo de simpatizantes de Morena ubicados en Prolongación Carpio, quienes seguían en una pantalla –colocada sobre una camioneta—la transmisión del segundo debate. “Claudia, mírame a los ojos. Por tu ausencia, corrupción e ineptitud hay 25 muertos. Si hubiera justicia tu estuvieras en la cárcel”, se escuchó decir a, Mikel Arriola. La respuesta de los que apoyaban a Sheinbaum llegó de inmediato. Un abucheo prolongado y risas. “Estamos apoyando el proyecto que trae en general el Movimiento Regeneración Nacional. Nos ha parecido que es el cambio para que esta ciudad trascienda”, dijo Samuel Terán. Señaló que acudieron porque están en contra de que el Frente siga con una conducta nepotista al intentar que Nora Arias gobierne de nueva cuenta en Gustavo A. Madero. “Nos han condicionado seguridad, de servicios públicos, por eso apoyamos a Sheinbaum ya los candidatos de Morena”, añadió. Destacó que es necesario acudir a mostrar su apoyo, para que se evidencie que “la gente que trabaja diario, que quiere sacar a su familia adelante está aquí presente”. Con consignas, porras, carteles e incluso globos de colores neón los presentes reiteraban su respaldo a la ex delegada de Tlalpan. “Somos pocos, pero escandalosos y eso que no nos pagan”, dijo una de las mujeres que conformaban el grupo. Las imágenes en la colonia Santo Tomás contrastaban con las del debate presidencial, en donde las cargadas se hicieron presentes para los candidatos de todos los partidos, así como las objeciones y reclamos. El debate chilango todavía no logra elevar la temperatura movilizadora de propios y ajenos. Tampoco hubo porras para los candidatos durante su llegada al canal del IPN. Todos se dijeron convencidos de que ser los triunfadores del debate y los representantes de la chiquillada (independiente, Nueva Alianza, Humanista y PVEM) descartaron declinar en favor de ningún rival. Fueron 42 los que llegaron temprano y se fueron tarde; los únicos que dejaron el mundo cibernético para mostrar su apoyo real. POR LIZETH GÓMEZ DE ANDA

Temas