Haz tu denuncia aquí

Se quedan y abultan crisis atmosférica

NACIONAL

·
De 2008 a la fecha se sustituyeron cuatro mil 694 microbuses, muchos de ellos con más de 20 años de servicio, por autobuses de mayor capacidad y mejor tecnología a fin de reducir los gases contaminantes, sobre todo en la temporada de ozono y contingencia ambiental. No obstante, se trata de apenas una tercera parte de las 16 mil 640 unidades existentes que el gobierno capitalino había prometido reemplazar. Víctor Alvarado, coordinador de movilidad y cambio climático de El Poder del Consumidor, urgió en la necesidad de completar la sustitución como medida de mitigación de dióxido de carbono y otros agentes contaminantes. “En México, el principal generador de gases de efecto invernadero es el sector de autotransporte. Un autobús sustituye a tres microbuses, de allí la necesidad de renovar la flota”, dijo en entrevista con El Heraldo de México. La actual administración se comprometió a “erradicar” los micros, pero hasta ahora sólo se han confirmado 21 empresas para reemplazar las miles de concesiones –con vigencia de 10 años– que hay en la capital.   [caption id="attachment_258109" align="aligncenter" width="1024"] FOTO: Víctor Gahbler[/caption]   Son ramales que transportan entre 12 mil 500 y 180 mil personas al día, los cuales, de acuerdo con el experto, generan beneficios, pero no han sido diseñados correctamente. Alvarado destacó que cada unidad de transporte público tiene una vida útil óptima de una década, pero debido a la corrupción, microbuses más viejos siguen circulando. En febrero se anunció la sustitución de 300 microbuses que circulaban en los ejes 5 y 6 Sur, por 120 autobuses Dina Linner G, que usan gas natural. Las nuevas unidades, con un costo de 400 millones de pesos, fueron adquiridas por los concesionarios. Para Alvarado el tema de los recursos ha sido un factor fundamental en la renovación de los vehículos. “Las unidades de transporte público las tienen que comprar los concesionarios, quienes no cuentan con créditos suficientes”, dijo, al tiempo que agregó que es necesaria una mayor inversión de fondos federales para este tipo de transporte. El experto precisó que la Secretaría de Movilidad no cuenta con la información precisa sobre las rutas y los nuevos corredores. Por ejemplo, el que va de Izazaga a Tlalpan, carecen de elementos técnicos para una buena operatividad. Al revisar los avisos publicados en la Gaceta para que dichos corredores entren en operación, se observan discrepancias. En la primera publicación sobre dicho corredor (2 de septiembre de 2016) se estima una demanda promedio de 108 mil 480 usuarios, empero, una publicación posterior (del 13 de septiembre de 2017) aumenta la cifra a 201 mil 191 pasajeros. Los estudios y datos presentados también varían en el número de unidades. En marzo de 2017 enuncia 702, que dan servicio en las tres rutas que usaban ese trazo, pero en septiembre refiere 882 unidades, lo cual podría repercutir en la buena operación de estas rutas.     POR LIZETH GÓMEZ DE ANDA

Temas