Haz tu denuncia aquí

Donantes de El Bronco huyen a la fiscalización

NACIONAL

·
Los donantes que más dinero inyectaron a la recolección de firmas de El Bronco se escondieron del Instituto Nacional Electoral (INE) y no han contestado sus requerimientos de información sobre el dinero entregado. De los 17.3 millones de pesos que Jaime Rodríguez Calderón recibió como donaciones en efectivo para conseguir su candidatura presidencial independiente, 11.4 millones (es decir, 66 por ciento del total) fueron aportados por personas que desoyeron los citatorios del INE. Una de las 52 personas incluidas en el listado de “desaparecidos” es Luis Fernando Marín, director de Gobierno en Nuevo León en la gestión de Rodríguez Calderón, quien donó a su ex jefe 230 mil pesos. Manuel González, quien sustituyó a Rodríguez Calderón en el cargo, lo nombró a su vez director General del Registro Civil de la entidad. También figura Luis Alberto Vélez Salinas, proveedor del gobierno de Apodaca en 2015. De acuerdo con un contrato disponible en internet, Vélez Salinas fungía como representante de la empresa Servicios de Desarrollo e Investigación Rokko. Esta persona donó a El Bronco 230 mil pesos. Otros desaparecidos son Ernesto Armando Mendoza Nava y Víctor Pérez de León, quienes aportaron las mayores cantidades de recursos para apuntalar la aspiración presidencial de Rodríguez Calderón: el primero le donó 400 mil 200 pesos, y el segundo 419 mil 844 pesos. El INE abrió una investigación especial para identificar el origen real de estos recursos recibidos por el gobernador de Nuevo León con licencia en calidad de donaciones pues, como ha dado cuenta El Heraldo México, también existen otras irregularidades que involucran a sus donantes. Tres de ellos (Édgar Alfredo Cruz Guerrero, Bruno Mauricio Mendoza Carlos y Tania Garza González), antes de entregar recursos a El Bronco, recibieron una cantidad igual en su cuenta bancaria proveniente de las empresas proveedoras del gobierno de Nuevo León y de Garza García, Comercializadora Zelcy y Dyjomas. El Bronco pidió licencia a la gubernatura de Nuevo León para buscar convertirse en candidato presidencial independiente. En teoría había conseguido un millón 200 mil firmas, sin embargo, el INE le descontó alrededor de 380 mil apoyos por ser simulados, venir en fotocopias o corresponder a documentos no válidos. El gobernador de Nuevo León con licencia también tiene abierta una investigación porque cientos de sus apoyos fueron capturados en un mismo domicilio en horas inusuales (la madrugada).       POR NAYELI CORTÉS