Haz tu denuncia aquí

Caso de nave industrial queda como evidencia de una mentira, dice Lozano

NACIONAL

·

El vocero de campaña de Meade, Javier Lozano, resaltó que el caso de la compra y venta de la nave industrial, por 54 millones de pesos que vendió la empresa Juni Serra, a la empresa de la familia de Ricardo Anaya, había sido en realidad a Luis Alberto López, por lo que quedó en evidencia la mentira y se abren nuevos interrogantes, dijo.

"Ricardo Anaya mintió al afirmar que vendió su nave industrial al arquitecto Juan Carlos Reyes. El martes, Luis Alberto N., chofer de Manuel Barreiro, confesó ante una juez de Querétaro, que fungió como prestanombres en la operación simulada que benefició al candidato del PAN", destacó Lozano.

Y además, aseveró que es la primera vez que se da un caso de un candidato a la Presidencia de México, que se encuentre señalado por presunto lavado de dinero.
"Es la primera vez en la historia moderna de nuestro país que tenemos a un candidato a la Presidencia señalado tan abiertamente de estar involucrado, por lo menos como el beneficiario final, en una operación de lavado de dinero", subrayó Lozano"

Recordó que en una declaración confirmaron que Luis Alberto López López fue el verdadero comprador de la nave industrial, como representante legal de la empresa Manhattan, pero que lo había hecho como prestanombres a petición o por orden de su patrón, de Manuel Barreiro, que él no sabía lo que estaba firmando, que él nunca vio a los ojos al notario, que él no conoció al suegro de Ricardo Anaya, que él no tuvo beneficio alguno en la operación y que, sin embargo, firmó por lealtad y por obediencia.

Añadió que como parte del acuerdo reparatorio ante el Estado mexicano, pusieron a disposición del ministerio público federal, en presencia de una representante de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la nave industrial, con lo cual está demostrando que él tenía la disposición jurídica de dicho bien inmueble.

Una serie de interrogantes lanzó Lozano sobre el caso y subrayó:

¿Por qué miente Ricardo Anaya? ¿Qué es lo que está escondiendo? ¿No era mucho más fácil transparentar la operación sin pasar el dinero por cinco países del mundo, con empresas recién creadas, incluida Manhattan Master Plan Development, que fue constituida 51 días antes de la compra por 54 millones de pesos? Si no están escondiendo algo, ¿por qué no hicieron una operación directa?

"Todo parece indicar que estamos frente a un pago de favores. El terreno sobre el cual Anaya construye su nave industrial era originalmente del gobierno del Estado de Querétaro. Siendo Anaya secretario particular del gobernador del estado, Francisco Garrido Patrón, el Gobierno del Estado le vendió dicho terreno a Barreiro, por debajo de su precio. Simplemente haciendo una regla de tres, lo que le costó originalmente 13 millones de pesos a Barreiro, debió de haber valido 915 millones de pesos", destacó durante una conferencia de prensa.

Además, enfatizó que Ricardo Anaya no aparece en ningún papel

"Dice que tiene el 42 por ciento de la empresa Juni Serra. Y quien firma todo a nombre de Juni Serra es su suegro, pero él no aparece en ningún lado. ¿Por qué lo hace? ¿Por qué según la legislación en materia de lavado de dinero, es una persona políticamente expuesta, que como tal tiene que dar información?.

Añadió que para algunos casos, Ricardo Anaya usa a su propia familia política, a su esposa, a su cuñada, a su suegro y los pone como escudo humano para esconderse, para que nadie siga sus huellas. POR REDACCIÓN