Haz tu denuncia aquí

Deuda estatal cuesta 42 mil millones de pesos

NACIONAL

·
Durante este año, los estados de la República pagarán a la banca 42 mil 134 millones de pesos por concepto de intereses, comisiones y cobros por el servicio de sus deudas. De acuerdo con una revisión hecha por El Heraldo de México a las previsiones presupuestales de 2018 de todos los estados, esta cantidad será 13.21 por ciento superior a lo que pagaron en 2017, y que ascendió a 37 mil 217 millones de pesos. El mercado del financiamiento subnacional es peleado entre instituciones bancarias por su gran atractivo, explicó Ricardo Gallegos, director ejecutivo senior de finanzas públicas e infraestructura en la calificadora HR Ratings. Mientras que es un mercado de altos rendimientos, presenta pocos riesgos para la banca, la cual encuentra en estados y municipios a clientes con gran necesidad de financiamiento para infraestructura y servicios básicos, y con capacidad de pago casi asegurada año con año gracias al dinero que la Federación les aporta, refirió. En el mercado del financiamiento subnacional hay dos bancos que destacan por su participación mayoritaria: Bancomer e Interacciones, los cuales son los prestatarios de cada 2.5 pesos y dos pesos, respectivamente, de cada 10 que los estados adeudan a la banca privada, de acuerdo con datos de la CNBV. “Nos dimos cuenta que Interacciones era esa pieza que en estos momentos sí hace sentido. Hay mucha infraestructura que falta en el país”, platicó recientemente a este diario Marcos Ramírez, director general de Grupo Financiero Banorte, el cual próximamente se fusionará con Interacciones con el principal objetivo de aumentar su participación en el financiamiento a estados y municipios. Sólo en 2017, la cartera de infraestructura de Interacciones creció cerca de 40 por ciento y le representó utilidades por tres mil millones de pesos, en tanto que la cartera de BBVA Bancomer llegó a un total de 71 mil millones.  

CRÉDITOS

Según Carlos Rojo, director general de Interacciones, la reciente Reforma Fiscal incentivó su abaratamiento con mayor oferta. En el caso de estados y municipios contratan créditos 50 por ciento más baratos. Sin embargo, el dinero que los estados destinan para el pago de intereses y comisiones resulta muy superior para la amortización de sus pasivos. Para 2018, el dinero destinado para la amortización de la deuda estatal nacional (20 mil 95 millones de pesos) es 47 por ciento del monto que los bancos les cobran por prestarles servicio. A este paso, en el caso hipotético de que los estados no se endeuden más y los esquemas de pago se repitan año con año, la deuda de las 32 entidades federativas, que hoy alcanza 478 mil millones de pesos, tardará 24 años en ser saldada. En tanto, en ese tiempo y bajo esas condiciones hipotéticas, los bancos recibirán ganancias por un billón de pesos. Ricardo Gallegos explicó que el costo de deuda depende de cada estado, su reputación como cliente y su capacidad de pago. “Para los bancos ese es su negocio, ofrecer financiamiento con cierta sobretasa para obtener el mayor margen posible. “Endeudarse no es malo, te permite realizar inversiones de alto alcance que con tu presupuesto anual no lo puedes realizar (...), aunque siempre ha estado su estigma. Hemos tenido malas experiencias de estados que tomaron mucha deuda y no se ve dónde se invirtió toda esa deuda”, finalizó el directivo de la calificadora HR Ratings.   POR ÉRICK RAMÍREZ

Temas