Haz tu denuncia aquí

Desvían agua de canal para encontrar a James, el niño autista desaparecido

NACIONAL

·
  CIUDAD JUÁREZ. A dos semanas de su desaparición, policías y bomberos de Ciudad Juárez continuaron este fin de semana con la búsqueda de James Martín Camacho Padilla, un niño autista de siete años de edad, de origen estadounidense, que desapareció desde el pasado 21 de enero. Mientras agentes de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua y de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) rastreaban Juárez y el Valle de Juárez en la búsqueda del menor, un grupo de bomberos comenzó a llenar desde la tarde del viernes dos mil costales de arena para desviar el agua de un canal de aguas negras cerca de donde fue visto por última vez.   [caption id="attachment_211773" align="aligncenter" width="1024"] FOTO: HÉRIKA MARTÍNEZ[/caption]   Desde las 4:00 de la mañana del sábado, agentes de los departamentos de Protección Civil y Bomberos apoyaron a las autoridades policíacas en las labores de búsqueda, mientras personal de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento drenaba las aguas negras.
Seguimos y vamos a continuar trabajando. La Junta Municipal de Agua y Saneamiento y la Fiscalía emprendieron los trabajos este día y nos pidieron apoyo y aquí vamos a estar. Ya drenamos el río para bajar el agua y ver si encontramos al niño, pero no aparece”, informó Efrén Matamoros Barraza, dirección de Protección Civil Municipal, sobre la búsqueda del menor del que no se encontraron pistas.
De acuerdo con su familia, James salió de su casa aproximadamente a las 4:30 de la tarde del domingo 21 de enero, sin que nadie se diera cuenta, pero un hombre le aseguró a las autoridades que lo vio una hora después cerca del canal de aguas negras, ubicado a unos metros del río Bravo, en donde se enfocó la búsqueda este fin de semana. El hombre dijo que muy cerca del niño estaba una familia, por lo cual no le llamó la atención, hasta que un día después descubrió que estaba desaparecido.     Este sábado, el papá de James, Hugo Camacho, y la pareja sentimental de éste, Verónica Padilla, observaron el rastreo del menor a lo largo del drenaje, pero se mantuvieron alejados de los medios de comunicación. Fue el mismo padre quien, un día después de la desaparición del niño, halló el par de tenis blancos que traía puestos el menor cuando salió de su casa, por lo que la Fiscalía y la Policía Municipal han basado sus rastreos en ese sector, aunque también ha extendido los rastreos hasta el Valle de Juárez, informó Alejandro Ruvalcaba, vocero de la autoridad investigadora. Cabo, un perro de dos años, apoyó a los policías municipales a rastrear al menor, sin hallar nuevas pistas. La Fiscalía mantiene también la recompensa de 200 mil pesos a quien proporcione información que permita localizar a James. POR HÉRIKA MARTÍNEZ /CORRESPONSAL