Haz tu denuncia aquí

Ecoducto, depurador de aguas

NACIONAL

·
El Ecoducto Río de la Piedad, construido sobre el camellón que divide los sentidos del viaducto Miguel Alemán, funciona al ciento por ciento en su trazado peatonal. Ahora, se ultiman detalles para poner en marcha biodigestores y humedales que convertirán líquido negro del drenaje entubado en 30 mil litros de agua tratada cada día. Ese proceso servirá para el riego de jardines en la capital y del mismo parque lineal, reportó el titular de la Agencia de Gestión Urbana, Jaime Slomianski. Ayer se puso en marcha un operativo de seguridad para los paseantes del Ecoducto, con 26 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, desde Unión hasta Monterrey. Slomianski explicó que se cuenta con alumbrado especial, integrado por 86 luminarias y 31 reflectores. Comentó que el proceso para pulir la calidad de las aguas negras es a través de ocho biodigestores y cuatro humedales artificiales, que remueven los principales contaminantes de las aguas residuales: materia carbonosa, microorganismos patógenos, nutrientes, sólidos suspendidos y metales pesados. La obra no afecta el entubamiento del río de aguas negras. En total, en ese espacio, fueron instalados 4 mil 800 metros cuadrados de vegetación y 50 mil ejemplares de plantas. El andador peatonal tiene 110 bancas para el descanso de los visitantes, 15 techumbres para el resguardo del sol, 186 luminarias, 31 reflectores RGB para iluminación artística de los árboles y 48 conexiones USB para recarga. Ambos lados del corredor cuentan con un barandal de 1.50 metros de altura que aísla el parque del arroyo vial. Las entradas están ubicadas en los cruceros de Viaducto con las avenidas Insurgentes, Patricio Sanz, Medellín y Monterrey. Slomianski recordó que se trata de la primera intervención que realiza un gobierno, después de casi 75 años de que fue entubado el río. “En el tramo uno, de calle Unión a avenida Insurgentes, ya están construidos los canales y las plantas pasan por un proceso de aclimatación. “La vegetación ha permitido que se desarrolle fitoplancton, microalgas”, refirió.En el tramo dos, agregó, que va de División del Norte a avenida Coyoacán, se pule el agua y distribución en caso de lluvias atípicas. La vegetación, expuso, está compuesta por pastos y plantas aromáticas como: lavanda, romero, zacate, limón y jazmín. En el tramo tres, de Coyoacán a Medellín, se impermeabilizan los canales, mientras las plantas acuáticas se están aclimatando para instalarlas. “El tramo cuatro es la zona de chinampas; los canales contarán con un filtro final para quitar olores y para mantener el agua y ocuparla para riego”, agregó. POR MANUEL DURÁN

Temas