Haz tu denuncia aquí

Trazan ruta de amapola legal

un estudio del senado indica que la desobediencia de acuerdos es una opción

NACIONAL

·
Desde el incumplimiento intencional de acuerdos internacionales y hasta el retiro de tratados y convenciones firmados con la ONU son las opciones que barajó una investigación del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado, como una ruta para legalización de la amapola. En el documento Los opioides en Estados Unidos y el sistema internacional de fiscalización de drogas, el IBD retoma algunas recomendaciones que la Comisión Global de Políticas de Drogas dio en un reporte reciente, como la desobediencia de tratados. Entre las sugerencias, se encuentra el retiro de los tratados internacionales que México tiene con la ONU y que lo restringen del mercado del cultivo y comercialización de amapola de manera legal. La producción legal de amapola está regulada a nivel mundial por tres tratados: la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, el Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971 y la Convención Contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas. Todos ellos, suscritos por México, contienen la reglamentación sobre la producción legal de esta droga y, para cumplirlos, el país tendría que realizar cambios legislativos y regulatorios para obtener la anuencia de la ONU y convertirse en productor de la planta. De retirarse México de estos tratados, podría regular el mercado interno y producción de amapola; sin embargo, advierte el informe, esto acarrea consecuencias como costos diplomáticos y de reputación. Este año, la Comisión Global de Políticas de Drogas -de la que forman parte el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan y el ex presidente Ernesto Zedillo- estudió el caso de Bolivia, quien renunció a los tratados para legalizar el uso tradicional de la hoja de coca. Bolivia después volvió a suscribir estos tratados, pero con la salvedad de no poder cumplir los artículos relativos al uso de esta planta. Otra de las opciones planteadas es el “incumplimiento respetuoso” de los tratados, en donde se legaliza un mercado y se reconoce esto por parte del país que lo hace como Canadá, cuya regulación de la cannabis fue reconocida por el gobierno como violatoria de tratados. Hasta el momento, la ruta para la legalización de la amapola en México no ha sido trazada por el próximo gobierno; sin embargo, ya han sostenido, al menos, cuatro reuniones con integrantes de la ONU. Incluso, la próxima titular de Gobernación, Olga Sánchez, ha reconocido que será más difícil que legalizar la mariguana.  
POR IVA?N RAMI?REZ Y RICARDO ORTIZ
jrr