Haz tu denuncia aquí

Más de mil desplazados huyen de la violencia en Guerrero

NACIONAL

·
Más de mil 500 personas, originarias de siete comunidades de Leonardo Bravo, en Guerrero, huyeron de sus hogares y se refugian en la cabecera municipal, luego del enfrentamiento a balazos ocurrido la tarde del domingo en Filo de Caballos, entre autodefensas de Tlacotepec y presuntos sicarios. Los desplazados se encuentran en la cancha municipal de Leonardo Bravo, donde han recibido ayuda del gobierno municipal que encabeza Ismael Cástulo Guzmán. Las familias abandonaron sus pueblos entre el domingo y el lunes, algunos a pie y otros en vehículos. El alcalde aseguró que los desplazados sí quieren regresar a sus comunidades, pues dejaron ahí todas sus pertenencias, además algunas familias no pudieron sacar a las personas de mayor edad, por lo que buscará la manera de que retornen a sus hogares.   Quienes salieron de los pueblos aseguraron que los integrantes de la autodefensa de Tlacotepec, que el domingo irrumpieron en Filo de Caballos con el argumento de dar seguridad en la carretera que comunica a Chilpancingo con la zona serrana del estado, tienen vínculos con grupos de la delincuencia organizada. Afirmaron que la disputa entre los grupos del narco ya no es controlar la siembra de amapola, sino la actividad minera, pues existe la versión de que una empresa detectó en la zona la presencia de oro. La versión de los líderes de la autodefensa es que el domingo fueron recibidos a balazos cuando llegaron a Filo de Caballos, lo que desató un enfrentamiento con presuntos sicarios, hecho que se extendió por cuatro horas, dejando un saldo de siete muertos y varias personas heridas. Sin embargo la Fiscalía General del Estado (FGE) sólo confirmó la existencia de dos cuerpos sin vida en la comunidad, derivado de los hechos de violencia del fin de semana. En un comunicado, la FGE manifestó que no hay indicios de que haya más víctimas, pese a ello se mantiene un operativo de seguridad en el lugar en el que participan Policías Estatales y agentes Ministeriales. POR CARLOS NAVARRETE cfe

Temas