Haz tu denuncia aquí

Caravana migrante se divide en Oaxaca

NACIONAL

·
La caravana de migrantes centroamericanos se dividió, por lo que unos 300 integrantes decidieron abandonar el municipio de Santiago Niltepec para pernoctar en Juchitán de Zaragoza en la región del Istmo de Tehuantepec. En Juchitán, las autoridades locales decidieron implementar la ley seca por 48 horas para evitar cualquier situación que ponga en riesgo la integridad física de los ciudadanos y de quienes buscan el sueño americano. Además la presidenta, Gloria Sánchez López habilitó albergues que sirvieron para damnificados de los sismos de septiembre pasado; se les ha dotado de agua, comida y medicamentos. Mientras que el otro frente de la caravana se mantiene en Santiago Niltepec, en donde la edil Celfareli Cruz Medina ordenó el cierre de tiendas, sin embargo los comerciantes desacataron las instrucciones. El sábado, mientras se encontraban San Pedro Tapanatepec después de cruzar Chauhites, los migrantes detuvieron su paso por 24 horas ante un incidente registrado. Presuntamente un migrante de origen guatemalteco intentó robarse a un menor en uno de los campamentos instalados, por lo que entre ellos se reorganizaron para crear grupos de seguridad  y evitar nuevamente este tipo de incidentes. El Arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos no descartó la posibilidad de que la caravana de migrantes centroamericanos atraviesen la capital del estado, por lo que llamó a solidarizarse con los hombres, mujeres y niños que la integran. "Algo tenemos que hacer. Vamos a llevar alimentos, vamos a tener que atenderlos porque tal vez vengan heridos, cansados y nosotros tenemos hacer algo por ellos", dijo. Mientras que la dirigencia de la Sección 22 ofreció 10 autobuses para ayudar a los migrantes a sus traslado a la centro del país. Por Carina García/ Oaxaca

Temas