Haz tu denuncia aquí

Pacificación, con la venia del Papa Francisco

el plan de seguridad nacional, con aval de la onu y líderes religiosos; insiste en liberar a presos políticos

NACIONAL

·
El plan de pacificación del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, contará con el apoyo y acompañamiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), del Vaticano y de líderes religiosos. Al recibir las conclusiones de los diversos foros por la pacificación y reconciliación nacional, adelantó ocho puntos de su plan de seguridad y además recibió el espaldarazo del Papa Francisco, quien le envió una carta que fue leída por el nuncio apostólico, Franco Coppola. En la misiva, el Sumo Pontífice manifestó su satisfacción por los foros de pacificación y consideró que haber escuchado a las víctimas y a la ciudadanía, así como expertos, líderes religiosos y a la Iglesia católica, será de gran ayuda.
“En este sentido le aseguro la disponibilidad constante de la Iglesia católica para cooperar en todas aquellas iniciativas que vayan dirigidas a encontrar caminos de paz y reconciliación entre hermanos.
“Rezo por usted, por su familia y por todo el pueblo mexicano a quien llevo en mi corazón. Con mis mejores deseos, Francisco”, dice la carta. Entre los puntos que dio a conocer, el tabasqueño pidió a la ONU y a otras organizaciones internacionales en materia de derechos humanos acompañar su plan de seguridad, es decir, que colaboren en la mitigación de la violencia. Insistió en su propuesta de liberar a “presos políticos” y llegar hasta el fondo de las investigaciones sobre la tragedia de los 43 normalistas desaparecidos de la normal rural de Ayotzinapa, en Guerrero. En el Palacio de Lecumberri, frente a colaboradores, líderes religiosos y especialistas en derechos humanos, López Obrador dijo que su gobierno no le apostará a la “guerra ni al exterminio” y que nunca dará la orden de actuar contra la gente, agregó que se atenderán las causas que originan la violencia. Agregó que este nuevo modelo de seguridad contemplará la formación de “agentes del orden” con perspectiva de derechos humanos y con la atención puntual a las víctimas. Al igual que el futuro titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, el tabasqueño propuso la creación del Consejo Permanente para la Paz que tenga como misión la reconciliación de los mexicanos. Al respecto, el representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Antonino de Leo, explicó que la pacificación no será fácil, pero consideró que el nuevo gobierno va por el camino correcto.
"Las Naciones Unidas consideran la experiencia de estos foros como el comienzo de un diálogo continuo entre los actores… si bien los contextos nacionales y locales son diferentes, nuestra experiencia nos permite afirmar que el camino hacia la reconciliación nacional no será corto ni fácil de recorrer", reiteró.
    POR FRANCISCO NIETO BALBINO