Haz tu denuncia aquí

AMLO truena contra Pemex

llama corruptos e ineficientes a los promotores de la reforma energética; "me chocan", les dice

NACIONAL

·
Ante el nulo resultado de la reforma energética y a la decisión de Pemex de comprar petróleo en el extranjero, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, acusó de cínicos y corruptos a promotores y beneficiarios de estas leyes aprobadas en el Congreso.
“La compra de un millón 400 mil barriles de petróleo al extranjero es una muestra más del gran fracaso de la política económica neoliberal de los últimos 30 años”, publicó en sus redes sociales.
Enseguida, el tabasqueño también hizo llegar otro mensaje sobre el tema, pero esta vez regresó a los tonos críticos que ya no se le veían, ni se le escuchaba, en lo que va la transición de gobierno.  
“Es tanta la enajenación de sus promotores o beneficiarios conservadores que se hacen los desentendidos, no ofrecen disculpas; permanecen callados como momias. Además de corruptos e ineficientes son unos cinicazos. Perdón, pero me chocan”, publicó el presidente electo.
El lunes, a través de un comunicado, Pemex informó que compró petróleo crudo ligero Bakken, el cual será entregado durante noviembre de 2018. “Petróleos Mexicanos evaluó diversas propuestas para el suministro de cargamentos de petróleo crudo ligero, de acuerdo con los parámetros establecidos por Pemex Transformación Industrial. Como resultado, PMI asignó cuatro cargamentos de 350 mil barriles cada uno para la importación de crudo ligero Bakken”, detalla el comunicado. La paraestatal actualmente está en proceso de firmar los contratos correspondientes y esta decisión -según Pemex- forma parte de la estrategia para mejorar la dieta de petróleo que se utiliza en el Sistema Nacional de Refinación, lo que permitirá obtener productos de mayor valor económico como gasolinas y diésel. Para el presidente electo, esta decisión de Pemex evidencia la mala decisión de abrir a particulares nacionales y extranjeros el sector energético del país, por lo que decidió que su gobierno pondrá una pausa a la entrega de más contratos, los cuales estarán condicionados a los resultados que arrojen los 100 existentes. De acuerdo con información del nuevo gobierno, ni una sola gota de petróleo han generado estos contratos que se han otorgado a través de rondas que el propio gobierno promueve; la próxima sería en febrero, pero por el momento la decisión es frenarla. La semana pasada, luego de su reunión con el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, López Obrador comentó que ponerles pausa a estas subastas no tiene una visión política: “Vamos a esperar a que los 100 contratos que se entregaron tengan resultados, he hablado con las empresas y han aceptado el reto de dar resultados”.  
POR FRANCISCO NIETO BALBINO jrr