Haz tu denuncia aquí

Políticas ambientales evitaron muerte de 22 mil personas en la Ciudad de México: Amieva

NACIONAL

·
Las políticas ambientales y medidas correctivas para mejorar la calidad del aire en la Ciudad de México han logrado evitar 22 mil 500 fallecimientos, además de incrementar por más de tres años la esperanza de vida promedio, aseguró José Ramón Amieva. El Jefe de Gobierno encabezó la presentación del estudio “Análisis histórico de los beneficios para la salud asociados a una mejor calidad del aire en la Ciudad de México entre 1990 y 2015”. El documento fue realizado por la Secretaría del Medio Ambiente capitalina, en colaboración con la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de la Universidad de Harvard. Entre 1990 y 2015 hubo una significativa reducción en la concentración de partículas finas PM2.5 y de ozono (O3) En el patio del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Amieva celebró que gracias a las medidas correctivas se lograron evitar fallecimientos.  
A través del Hoy No Circula, a través de los convertidores catalíticos, de los diversos filtros; se ha generado que 22 mil 500 personas que podían haber fallecido por ese tipo de enfermedades, no lo han hecho. Tenemos ahora un aumento de 76 a 78 años en la ciudad, 76 años para los hombres, 78 años para las mujeres”, expuso.
Los doctores responsables del proyecto, Douglas W. Dockery, John Stephen Evans y Leonora Rojas Bracho, resaltaron que la mejora en la calidad del aire impactó en la reducción de la mortalidad. En particular por enfermedad isquémica del corazón (EIC), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), infarto cerebrovascular y cáncer de pulmón, en la población adulta, y por enfermedades respiratorias inferiores agudas en la población infantil. RELACIONADO: Buscan medir calidad del aire y evitar riesgos con ¡soluciones inalámbricas! Para titular de la Secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller, la evidencia científica es clave para la elaboración de políticas medioambientales responsables. La primera ciudadana mexicana con un doctorado en Ciencias de la Salud Ambiental por la Universidad de Harvard, Leonora Rojas Bracho, explicó cómo se llevó a cabo el estudio, su metodología, los resultados, así como las acciones recomendadas para seguir con la reducción de los contaminantes en la ciudad. Destacó la mejoría indiscutible en la calidad del aire en 25 años. Así, de no haberse puesto en marcha medidas de control para las emisiones contaminantes desde 1990 como los programas de Verificación Vehicular Obligatoria (PVVO), Hoy No Circula (HNC) y para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México (ProAire), la calidad del aire hubiera seguido una tendencia negativa. Una de las recomendaciones de este estudio es continuar con el control de la contaminación, a través de la instalación de filtros de partículas en vehículos pesados que utilizan diésel modelo 1985 y posteriores, ya que los beneficios en salud serían del orden de 250 millones de dólares por año. Resalta también el Sistema de calentamiento solar de agua (CSA) en 10 hospitales de la urbe con una inversión de 15 millones de pesos, se logra una reducción de emisión de contaminantes de 481 toneladas de CO2 y un ahorro de cuatro millones de pesos al año. El estudio está disponible para su consulta en versión digital. Por Manuel Durán

Temas